Recientemente ha salido a la luz la noticia de que un niño británico con autismo, fan de los concursos de preguntas y con una increíble memoria, tiene un IQ de 162, con lo que supera al de dos famosos físicos reconocidos a nivel mundial, convirtiéndolo en un genio.

(foto: freepik)

¿Qué es el coeficiente intelectual?

El coeficiente intelectual, también llamado cociente intelectual, es definido por la Universidad de Barcelona como un valor que resulta de la medición de la inteligencia de una persona.

Este valor se obtiene tras medir las habilidades cognitivas y la capacidad intelectual de un individuo, incluyendo el pensamiento lógico y matemático, para luego compararlo con otras personas de su edad.

Según refiere Sanitas, el coeficiente intelectual (también llamado IQ en inglés) promedio, se considera de entre 90 y 109, donde se encasilla a aproximadamente el 50% de la población mundial. 

Kevin Sweeney: un genio con autismo

Sanitas también menciona que tan solo el 2,2% (o menos) de la población mundial tiene un coeficiente intelectual igual a 130 o más, que es considerada la categoría más alta, y parece ser que un niño británico de 11 años ha logrado entrar a este reducido porcentaje.

El niño, llamado Kevin Sweeney, realizó la prueba de coeficiente intelectual en Escocia, obteniendo como puntuación un IQ de 162, que los expertos aseguran es un coeficiente intelectual más alto que el de dos científicos mundialmente reconocidos.

Así pues, esta prueba demostró que el niño de 11 años, quien había sido anteriormente diagnosticado con autismo, se ubicaba por encima del científico Stephen Hawking, quien tenía un coeficiente intelectual de 160, al igual que Albert Einstein.

“Esperamos que esto sea un gran impulso para él. La vida tiene sus desafíos para Kevin, y realmente queremos ayudar a maximizar su potencial y darle todas las oportunidades en la vida.”, comentó su padre, Eddie Sweeney.

La obtención de su IQ, le dio la oportunidad de recibir una invitación de la sociedad Mensa, la sociedad más reconocida y respetada a nivel internacional y que alberga a las personas que tienen el IQ más alto a nivel mundial.

El pequeño Kevin desde pequeño había mostrado su gran inteligencia, pues desde los seis años sabía de memoria la tabla periódica, y además, era capaz de responder preguntas en programas de televisión velozmente, incluso mucho antes de que se dieran las opciones de respuesta.

(foto: freepik)

El autismo 

Kevin Sweeney, quien oficialmente es considerado un genio debido a su alto IQ, según indican sus padres, pertenece al trastorno del espectro autista (TEA), descrita por Medline Plus como una condición neurológica, que inicia en la niñez y dura toda la vida.

Este trastorno se llama “espectro” pues cada una de las personas que lo tienen, pueden tener diferentes tipos e intensidad de síntomas o presentar características diferentes, y aunque llegan a presentar generalidades, no son iguales unas a otras.

El trastorno del espectro autista, explica el CDC, son discapacidades en el desarrollo, principalmente a nivel de la interacción social y la comunicación, debido a ciertas diferencias en funcionamiento de su cerebro, cuya causa aún se desconoce. 

Puede caracterizarse por problemas para relacionarse con otras personas, pero también por conductas o intereses repetitivos o restrictivos; sin embargo, no todo es malo, ya que las personas dentro del espectro autista también llegan a presentan características positivas como:

  • Buena memoria.
  • Rápida capacidad de aprendizaje.
  • Altos niveles de inteligencia.

(Con información de: Canal 44, Sanitas, Mayo Clinic, Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, Medline Plus, Universitat de Barcelona.)