Cookies
Este sitio web utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia. Aviso de privacidad
Vida sana
Soy mamá
Familia
Especialidades
Herramientas


© 2022 Todos los derechos reservados. Grupo La Silla Rota. PUBLICACIONES COMUNITARIAS S.A. de C.V.

Consejos para reconocer y detener un ataque de pánico

Un ataque de pánico provoca un miedo intenso y repentino que provoca síntomas físicos aunque no exista un peligro real o aparente

ARANTXA LÓPEZJun 05, 2022 
Tiempo de lectura: 4 mins.
Te damos 6 consejos para detener un ataque de pánico (Foto: Unsplash)

Lo + leído

¿Qué es un ataque de pánico y cómo reconocerlo? Lo primero que debes comprender es que un ataque de pánico no necesariamente ocurre durante una situación de miedo. Según la Clínica Mayo, es un episodio repentino de miedo intenso que provoca reacciones físicas graves cuando no existe ningún peligro real o causa aparente.

Los ataques de pánico pueden causar mucho miedo y se pueden sentir como si se perdiera el control o como si estuviera ocurriendo un ataque cardíaco. Algunas personas incluso sienten que se van a morir. 

Un ataque de pánico se caracteriza por una sensación invasiva y repentina de miedo que desencadena síntomas físicos como palpitaciones, sudoración, dificultad para respirar, náuseas, dolor en el pecho o temblores; puede durar de 5 a 20 minutos. 

Es importante aprender a reconocerlos y a evitarlos. Por eso, te platicamos cuáles son sus síntomas y te damos 6 consejos para detener un ataque de pánico

(Foto: Unsplash)

Consejos para reconocer y detener un ataque de pánico

Ningún ataque de pánico ocurre de la misma forma para dos personas. Éstos tienen muchas variantes y síntomas, sin embargo, estos son los más comunes. 

  • Sensación de peligro o fatalidad inminente
  • Miedo a perder el control o a la muerte
  • Taquicardia y palpitaciones
  • Sudor
  • Temblores o sacudidas
  • Falta de aliento u opresión en la garganta
  • Escalofríos
  • Sofocos
  • Náuseas
  • Calambres abdominales
  • Dolor en el pecho
  • Dolor de cabeza
  • Mareos, sensación de desvanecimiento o desmayos
  • Sensación de entumecimiento u hormigueo
  • Sentimientos de irrealidad o desconexión

Todas las personas vamos a experimentar un ataque de pánico por lo menos una o dos veces en la vida. Cuando este suceso supera esa cifra y ocurre con mucha frecuencia, es probable que se padezca un trastorno de pánico

Uno de los mayores miedos al tener un ataque de pánico es que éste se repita una y otra vez, por lo que las personas que lo padecen buscan activamente evitar situaciones que pueden desencadenarlo. Sin embargo, eso puede afectar la calidad de vida.

(Foto: Unsplash)

¿Cómo detener o controlar un ataque de pánico?

1. La vida sigue:

No dejes de asistir a lugares donde has tenido ataques de pánico ya que es importante no dejar que el miedo te controle. Si tienes uno, quédate donde estás, si es seguro. Cuando el ataque termine, te darás cuenta de que no ha pasado nada terrible.

2.Habla contigo:

Cuando te suceda un ataque de pánico habla contigo mismo y hazte saber que lo que estás pasando es ansiedad y no verdadero peligro. Puede ser útil repetir frases como: “no tengo miedo” o “esto va a pasar”.

3. No te distraigas:

Por más tentador que sea, no busques distracciones para superar tu ataque de pánico. Lo mejor que puedes hacer es reconocerlo y saber que todo va a pasar.

4. Respira:

Practica la respiración consciente, cierra los ojos y pon tus manos entre tu ombligo y tus costillas e inhala por la nariz lentamente y exhala por la boca. Cuenta del 1 al 5 en cada respiración. 

5. Sé consciente de lo que te rodea:

Este es un ejercicio para conectar con lo que te rodea. Observa 5 cosas que puedas ver a tu alrededor. Luego, 4 cosas que puedas tocar. 3 cosas que puedas oír. 2 cosas que hueles y 1 cosa que saborees. Cuando te mantienes centrado en lo que ocurre a tu alrededor, le das a tu mente algo mejor que hacer que concentrarse en el miedo.

6. Haz ejercicios de relajación:

Cuando sientas que se avecina un ataque de pánico -o estés en medio de uno- tensa un músculo a la vez y luego relájalo. Repite esto en todas partes hasta que todo tu cuerpo esté relajado.

SIGUE LEYENDO:

Con información de: WebMD

Valora este artículo

¿Quieres hacer una corrección? Envia tu corrección

Lo + leído

Últimas noticias

El editor recomienda