Se acerca ese momento del año en que todos reflexionamos acerca de los objetivos cumplidos y no cumplidos del año actual y comenzamos a pensar en los propósitos del Año Nuevo

El problema, siempre tan predecible, es que aunque todos los años hacemos el brindis y nos comemos 12 uvas, pocas veces y pocas personas realmente cumplen lo que se proponen. 

Tal vez porque las expectativas son muy altas o por falta de motivación pero cada año termina sin haber cumplido ni uno de los objetivos planteados. Esperemos que con estos consejos, el próximo Año Nuevo puedas cumplir tus propósitos. 

¿Cómo plantear propósitos de Año Nuevo más realistas y que puedas cumplir? 

Crear nuevos hábitos requiere tiempo y energía. Un nuevo comportamiento no se convierte en automático de la noche a la mañana y todo lo bueno siempre viene cuando hay paciencia.

(Foto: Especial)

Sigue estos consejos para plantear propósitos de Año Nuevo realistas.

  • Elige una meta específica

Mientras que muchas personas eligen como meta bajar de peso o ser más productivo, la realidad es que es una meta muy ambigua. Este Año Nuevo trata de elegir una meta más específica y fácil de alcanzar, por ejemplo, perder 10 kilos o correr un maratón. 

  • Las uvas son para comer no para desear

La excusa de comer 12 uvas porque representan los 12 deseos es solamente una manera en que justificamos comer de un jalón la fruta. Realmente poner 12 deseos es una meta inalcanzable y que genera mucha presión. Este Año Nuevo mejor trata de elegir uno o dos propósitos y enfócate a cumplirlos este año. 

  • Empieza con pasos pequeños

Dar pasos agigantados cuando se trata de cumplir un propósito de Año Nuevo no es lo más sabio que puedes hacer y es una de las razones más comunes por la que los propósitos de Año Nuevo fallan tan a menudo.

Es más fácil y mejor enfocarte en cumplir pequeños pasos de una meta mucho mayor. Si te propusiste ir a un maratón, entonces empieza saliendo a trotar una vez a la semana, luego aumenta la cantidad de veces y después opta por correr en vez de trotar. 

(Foto: Especial)

  • Date una palmada en la espalda cada que te acerques a la meta

No esperes hasta el final del próximo año para darte una palmada en la espalda si cumpliste un propósito de Año Nuevo. En vez de eso, enfócate en tus pequeños pasos y cada que tomes uno, felicitate. Cada que salgas a trotar o que elijas una comida nutritiva, si eso te acerca a cumplir tus metas, entonces date una palmada en la espalda. 

  • Aprende del pasado

No te pongas las mismas metas que el año pasado y antepasado si ya sabes que no funcionan o que no las cumpliste. Si todavía las quieres elegir, entonces reflexiona en qué cosas fallaste y qué puedes hacer para que esta vez sea diferente pues cada intento representa una lección aprendida

  • Recuerda que el cambio es un proceso

Si llega febrero del 2023 y todavía no bajaste 10 kilos, tranquilo, lo importante es que aprendas que el cambio es un proceso y sobre todo, que estas metas no solo son propósitos que quieres cumplir sino tal vez hábitos que llevarás por toda tu vida. 

SIGUE LEYENDO:

(Con información de VeryWell Mind y Harvard)