Los complejos físicos suelen estar relacionados con partes del cuerpo y rasgos físicos que la persona no acepta, le incomodan y que teme mostrar a los demás, a continuación te diremos cómo superarlos.

Algunos ejemplos de complejos físicos, son el complejo de ser alto, bajo, tener la nariz grande, estar delgado o robusto.

El origen de muchos complejos puede hallarse en la infancia y la adolescencia, en determinadas características del entorno familiar y escolar, y en la vivencia de experiencias traumáticas o muy invalidantes para la persona. Es importante señalar que estos defectos son sentidos por la persona a nivel interno, pero que en muchas ocasiones no son percibidos ni compartidos por las personas de su alrededor.

¿Cómo superar los complejos físicos?

Los complejos físicos pueden provocar malestar y deterioro social en la vida de quien se siente afectado. De igual manera, es un detonante de vergüenza, inseguridad, aislamiento, introversión y ansiedad.

Con el paso del tiempo, los complejos físicos pueden ser un obstáculo para un buen desempeño social y profesional, por lo que es muy importante saber cómo superar los complejos físicos.

Trabaja en tu autoestima

Es importante cultivar la autoestima, que se refiere al cómo nos percibimos a nosotros mismos. Esto permitirá lidiar con cualquier complejo que exista o cambiar la percepción de este.

Recuerda que el amor propio es fundamental y como lo dijimos anteriormente, muchos complejos físicos son provocados por nosotros mismos, así es que deja de criticarte y quiérete.

(Foto: Pinterest)

No te compares

Debes de entender que cada persona es como es y todos tenemos algo que ofrecer, si tus amigos son sumamente fuertes o delgados y tú no, puedes trabajar positivamente y ponerte objetivos para mejorar tu físico, pero no debes permitir compararte con ellos, ya que todos somos diferentes.

No te autosabotees

Aprender a recibir halagos es un gran paso para eliminar los complejos. En muchas ocasiones, cuando alguien nos destaca una cualidad, de manera automática decimos algún defecto que tenemos, lo que invalida la capacidad de recibir un reconocimiento positivo.

No pienses en las cosas negativas que tienes, todo lo contrario, destaca lo positivo que haces y eso te ayudará a mejorar tus complejos físicos.

La belleza es diversa

En la actualidad existen estándares de belleza muy conocidos, las redes sociales te abordan con un prototipo de cuerpo, pero recuerda que la belleza es diversa y lo que le gusta a algunas personas no le gusta a otras.

No debes de compararte con las personas que ves en redes sociales, cada cuerpo es distinto y todos tenemos algo de belleza en nuestro interior, por lo que es fundamental que tengas en claro que la belleza es diversa.

(Foto: Freepik)

Busca ayuda profesional

La atención profesional puede ser determinante para superar los complejos físicos. Si tus complejos físicos interfieren en tu vida y en las actividades sociales, buscar ayuda profesional puede ayudarte a superar tus complejos físicos.  

Sigue leyendo: La realidad del estrés: ¿es bueno o malo?

(Con información de: Mejor con salud, quiero cuidarme y psicología y mente)