Existe un extraño evento que seguramente hemos sentido, pero no le damos mucha atención o lo pasamos por alto. Si estás con tu celular y sientes que vibra, puedes haber sido víctima del síndrome de vibración fantasma.

Se trata de algo real y existen instituciones educativas como Georgia Tech, de la Universidad de Georgia, que lo explican. Aquí te contamos más sobre el síndrome de vibración fantasma.

¿Qué es el síndrome de vibración fantasma?

El British Medical Journal indica que el síndrome de vibración fantasma es una alucinación sensorial en la que en ocasiones experimentan las personas que llevan localizadores o teléfonos celulares cuando el móvil no vibra.

Se trata de un evento más frecuente en quienes usan dispositivos electrónicos y el profesor asistente de Filosofía en la Escuela de Políticas Públicas de Georgia Tech, Robert Rosenberger, apunta que la persona que “padece” síndrome de vibración fantasma cree que su teléfono está sonando o vibrando por un mensaje de texto cuando en realidad no es así.

Todo tiene que ver con nuestra tendencia como humanos a obsesionarnos, detalla Rosenberger. En sus palabras, todos lo hemos hecho alguna vez cuando nos asomamos a la puerta porque creemos que llegó un invitado o cuando tomamos el tren y miramos a ver si viene nuestro transporte.

El doctor y psicólogo investigador que estudia cómo la tecnología afecta nuestras mentes, Larry Rosen, coincide con Rosenberger y explica para NPR que el síndrome de vibración fantasma se trata de un comportamiento compulsivo.

“La gente que constantemente toma su teléfono parece tener una obsesión. No se ven muy distintos de alguien que frecuentemente se lava las manos. No digo que sea una obsesión, pero el síndrome de vibración fantasma podría convertirse en una con mucha facilidad”, dice el doctor Rosen.

¿Su solución para el síndrome de vibración fantasma? Alejarnos por momentos cortos de la tecnología y hacerlo varias veces, pero no basta con 10 minutos.

Rosen señala que por periodos cortos, quiere decir tal vez solo 30 minutos o 1 hora.

Alejarnos de la tecnología es una de las cosas en las que me encuentro realmente firme, a pesar de ser muy pro-tecnología”, concluye el especialista.