Emily Holmes es una neurocientífica que estudia el efecto que tienen las experiencias traumáticas en los seres humanos, como un accidente, una situación de peligro o un evento adverso. 

Ella explica que este tipo de experiencias pueden provocar flashbacks o reexperimentación de los eventos traumáticos que suceden como breves momentos que vuelven a la mente una y otra vez y hacen sentir a la persona como si lo estuviera viviendo de nuevo.

Esos flashbacks, aunque las imágenes que muestra no son reales, pueden causar síntomas emocionales o físicos de la misma manera que si se estuvieran viviendo en ese mismo momento. 

La neurociencia ha estudiado esas imágenes mentales y ha concluido que son igual de reales que una imagen verdadera y por breve que sea, el cerebro tiende a reaccionar. En un experimento que hizo Holmes, descubrió que las imágenes son más poderosas que las palabras para dar forma a cómo pensamos y sentimos. 

Jugar Tetris puede reducir el estrés postraumático, según estudio 

Este descubrimiento la llevó a desarrollar una terapia cognitiva basada en imágenes para tratar el estrés postraumático con una herramienta digital innovadora para el mundo de las ciencias pero clásica en el mundo de los videojuegos: Tetris. 

(Foto: Especial)

Así es, de acuerdo con diversos experimentos y estudios que la neurocientífica llevó a cabo, descubrió que jugar Tetris puede ayudar a los pacientes con estrés postraumático. La idea parte de las teorías psicológicas de 1970 que descubrieron que la mente tiene una capacidad limitada: no nos deja hacer dos cosas del mismo tipo a la vez. 

Y aunque eso pudiera ser una desventaja, en casos como el que estudia Holmes, se vuelve una ventaja no poder fijar tu mente en dos cosas al mismo tiempo. Ella explicó que una persona no puede sostener una imagen en la mente, como la de un evento traumático, y hacer otra cosa que también requiere que se tenga una imagen en mente. 

Holmes y su equipo descubrieron que al hacer dos tareas visuales a la vez, la segunda provocaba que las imágenes de la primera se volvieran borrosas. Por lo que si lo que se busca es debilitar el recuerdo traumático, lo que se puede hacer es hacer un actividad visual. 

¿Por qué jugar Tetris es bueno para el estrés postraumático?

Para probar su hipótesis, el equipo de Holmes se centró en las personas que habían sufrido un accidente traumático que llegaban al hospital. Descubrieron que las personas que jugaron Tetris después del evento, tuvieron recuerdos significativamente menos intrusivos del trauma una semana después que quienes no. 

Después, en un laboratorio con voluntarios a los que se les pidió una serie de actividades. La primera era ver una película traumática, la segunda era recordar por un breve momento las imágenes perturbadoras, en tercer lugar tenían que jugar Tetris y en último lugar tenían que escribir en un diario los flashbacks. 

(Foto: Especial)

Lo que se encontró fue que, comparado con no hacer nada, jugar Tetris redujo significativamente el número de Flashbacks. Pero para que funcionara, se tenía que recordar los momentos traumáticos y luego jugar el videojuego

Al hacer esto, las memorias visuales dejaban de ser tan vividas y se degradaban tanto que se mezclaban con otros recuerdos al punto de dejar de aparecer sorpresivamente. Holmes tiene la esperanza de que este tratamiento puede ayudar a que mientras la gente espera en ser atendida tras un trauma físico, pueda atender el trauma mental

SIGUE LEYENDO:

(Con información de BBC)