El Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) es un padecimiento neurobiológico que provoca una dificultad para controlar la atención y la conducta, de acuerdo con el doctor Juan Carlos Pérez Castro, experto en dicho padecimiento.

El TDAH se puede presentar tanto en niños como adultos y es un trastorno del neurodesarrollo que por dificultar la atención y provocar hiperactividad e impulsividad afecta la vida de quienes lo padecen.

¿Qué no decir a una persona con TDAH

El TDAH no es una moda ni un invento, a pesar de muchas creencias populares, de acuerdo con el doctor Pérez. Por eso, hay que evitar hacer determinados comentarios a niños o adultos que padezcan el trastorno, ya que induce a no tomar con la debida seriedad una enfermedad así.

(Foto: Frrepik)

Incluso cuando las intenciones detrás de lo que se dice sean buenas y solo se busque motivar al niño y hacerlo sentir mejor o lo más cómodo posible, hay que tener cuidado con las palabras. Estas son 6 cosas que nunca deberías decirle a alguien con TDAH, de acuerdo con especialistas de Understood.org, una organización sin fines de lucro.

¿Cómo hablar con alguien que tiene TDAH?

  1. Tener TDAH no es una excusa
  2. Todos somos distraídos
  3. Las personas con TDAH son más creativos
  4. Como si te puedes concentrar en lo que te interesa, pero no en lo demás
  5. Si trabajas duro, puedes vencer al TDAH
  6. No tienes que andar diciendo a todo mundo que tienes TDAH

Tener TDAH no es una excusa

Hay una diferencia entre lo que es una excusa y lo que es una explicación. El TDAH no es una excusa que los pacientes se inventan para justificar su comportamiento.

La realidad es que detrás de su padecimiento, hay una explicación de por qué son hiperactivos, les cuesta trabajo poner atención o por qué les resulta difícil el autocontrol. Es verdad que muchas veces, las personas con TDAH no tienen el mismo control sobre sus actos como las personas sin la enfermedad.

Todos somos distraídos

Aunque todos nos podemos distraer de vez en cuando, la realidad es que las personas con TDAH tienen una mayor dificultad para concentrarse y eso les dificulta su desempeño en la escuela, el trabajo o las relaciones interpersonales.

El TDAH no es una exageración y decir que todos somos distraídos ce cierta forma invisibiliza el padecimiento. Si tu intención es que una persona con TDAH se sienta menos solo, podrías decirle que todos luchamos con diferentes dificultades y que no está solo.

Las personas con TDAH son más creativas

No hay evidencia científica que indique que las personas con TDAH son más creativas, aunque sí hay estudios que sugieren que padecerlo puede hacer que piense de manera innovadora. Decir esa frase puede hacer sentir mal a las personas con el trastorno al crearles una expectativa que tal vez no puedan cumplir.

Para aprender más de...Lo que debes saber del TDAH en mujeres

TDAH: ¿qué es?
El Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad es un trastorno del neurodesarrollo caracterizado por la dificultad para prestar atención, la hiperactividad y la impulsividad. Se desarrolla en la infancia pero muchas niñas y mujeres no reciben diagnóstico porque los síntomas se pueden confundir. Una cuarta parte de quienes lo padecen se curan cuando son adultos.
TDAH en niñas:
Los niños son diagnosticados más que las niñas, pero eso ocurre porque los síntomas en ellas son más difíciles de reconocer. Esto se puede deber a que no hay mucha investigación del TDAH en mujeres y como resultado hay menor conocimiento sobre cómo les afecta a ellas. Muchas mujeres se enteran del diagnóstico en la adultez, si es que se llegan a enterar.
Tipos de TDAH en mujeres:
Hay tres tipos principales: inatento, hiperactivo-impulsivo y combinado inatento e hiperactivo-impulsivo; el tipo inatento es más común en las niñas. Los síntomas son falta de concentración y problemas para escuchar y prestar atención, distraerse con facilidad, ser desorganizado y olvidar y perder cosas con frecuencia, no seguir las instrucciones y cometer errores que parecen sin importancia.
Impacto del TDAH:
En edad escolar, las niñas y adolescentes tienen problemas para desempeñarse en la escuela, pueden ser vistas como soñadoras y con problemas para socializar, a veces se puede presentar la dislexia. En adultas, puede ser difícil el rendimiento laboral y el manejo del estrés, así como realizar tareas cotidianas.
Consecuencias del TDAH:
Las niñas y mujeres con TDAH tienden a culparse a sí mismas cuando no pueden realizar alguna tarea; además tienen problemas en hacer amistades, leer las señales sociales, lo que les provoca inseguridad. Esto puede llevar a la depresión, la ansiedad y los trastornos alimentarios.
Tratamiento:
Ante cualquier síntomas, es importante acudir al doctor para realizar un diagnóstico. Posteriormente se pueden recetar medicamentos y una terapia conductual para tratar el TDAH. Aunque no tiene cura, el tratamiento correcto puede ayudar a vivir una vida normal.

Como si te puedes concentrar en lo que te interesa, pero no en lo demás

Creer que una persona no tiene TDAH porque sí se puede concentrar en aquello que le interesa y no en sus deberes es invalidar su experiencia y desacreditarlos. En realidad, las personas con TDAH tienen dificultad para concentrarse en muchas cosas, pero cuando algo les interesa tienden a hiperconcentrarse.

Esto tiene que ver completamente con el TDAH y no con otra cosa y decir la frase anterior hace creer que el TDAH es una decisión y nuevamente, invalida lo que realmente experimenta una persona con el trastorno.

Si trabajas duro, puedes vencer al TDAH

La realidad es que el TDAH es un padecimiento que actualmente no tiene cura. Sin embargo, también es verdad que con el paso de los años los síntomas disminuyen y que sí existen tratamientos que pueden ayudar a manejarlos.

No deberías decirlo porque no es verdad y porque puede causar que las personas con TDAH se sientan culpables y decepcionadas de tener el padecimiento. Además de que se crean falsas expectativas.

No tienes que andar diciendo a todo mundo que tienes TDAH

Aunque este comentario tenga la intención de proteger a las personas con TDAH, lo recomendable es que sí se comunique el padecimiento para que las personas apoyen y ayuden, en vez de juzgar o criticar los comportamientos que no entienden. Además, decir esto puede hacer sentir a las personas que tener TDAH es un motivo de vergüenza.

SIGUE LEYENDO:

(Con información de Understood.org)