Las fiestas de fin de año son motivo de felicidad para muchas personas, pero no para la gente con ansiedad. Si tienes este problema o te desenvuelves en un entorno estresante, prepárate, porque se van a presentar situaciones que te pueden llegar a incomodar.

Afortunadamente para ti, te diremos la razón de esto y lo que puedes hacer para calmar tu ansiedad durante estas fechas.

¿Cómo evitar la ansiedad de fin de año?

La organización benéfica de Inglaterra Mind.UK detalla que la ansiedad puede ser desencadenada por diferentes situaciones como acumulación de labores o agotamiento, incertidumbre, mucho cambio, sentirse bajo presión, falta de trabajo, largas jornadas laborales, problemas de dinero o el sentimiento de soledad o aislamiento.

En el caso del año nuevo, la ansiedad puede representar una situación donde se sienta que hay mucho cambio o incertidumbre, aunque también puede darse el sentimiento de soledad si se padece depresión o no se tiene con quien compartir el momento.

De acuerdo con el National Health Service del Reino Unido (NHS), algunos de los síntomas de ansiedad son:

  • Sensación de miedo o pavor
  • Sentirse al límite
  • Irritabilidad
  • Inquietud
  • Problemas para concentrarse

Estos síntomas pueden hacer que la persona con ansiedad se retire del contacto social para evitar sentirse con miedo o preocupado.

¿Por qué se dice que las celebraciones de fin de año son la peor etapa para las personas con ansiedad?

Hay varios factores por los que las celebraciones de fin de año son un mal momento para las personas con ansiedad y estos son 4 de ellos:

  1. La presión social de tener metas para el año nuevo: si volteas a ver tu entorno, seguramente percibirás que se están planteando propósitos para el año entrante. Cuando alguien dice que no los tiene, se le suele ver mal o no se comprende su decisión.
  2. Falta de descanso entre navidad y año nuevo: como leíste arriba, el cansancio y agotamiento entra en los disparadores de ansiedad. Si consideramos que la navidad también implica una etapa de cambio y que solo hay unos días de separación para la llegada de fin de año, el estrés de ambas fechas puede acumularse.
  3. Quedarse atrapado en el pasado: Por un lado te presionan para que avances y por el otro, no te preguntan cómo te sientes ni te escuchan para ayudarte. Quedarte atrapado en el pasado también puede estresarte y disparar tu ansiedad. ¿Qué haces?
  4. Cambio: Uno de los disparadores de la ansiedad viene implícito en el paso de un año a otro. No solo cambia el número, quizá también se modifique tu estilo de vida, conozcas gente o suceda todo lo contrario. Es un factor grande que está presente y la incertidumbre puede hacerte mucho daño.

¿Qué puedes hacer para reducir tu ansiedad?

Mayo Clinic indica que existen dos formas de tratar la ansiedad: medicamentos y psicoterapia. Si quieres disminuir tu ansiedad en el cambio de año, intenta platicar con alguien de tu circulo cercano. Hablen sobre lo que sientes, tus miedos, dudas y preocupaciones, pero también tu manera de comportante ante estos eventos.

Ir a terapia no es malo. Si no confías en nadie de tu entorno (lo cual también es válido), acude con un especialista en salud mental y platícale de tu problema. Estos doctores estudian para ver esas y otras situaciones, por lo que podrán identificar la causa, tratarla y ayudarte.

En el caso de los medicamentos, Mayo Clinic señala que los antidepresivos y la busporina pueden ayudar contra la ansiedad.