Durante la guerra Ucrania – Rusia, este último país tiró bombas sobre el territorio ucraniano y causó revuelo en la nación afectada. Se sabe que un conflicto armado repercute en varios ámbitos de la vida cotidiana, pero… ¿Cómo afecta a la salud mental de la gente el hecho de estar cerca del bombardeo? Aquí te lo contamos.

Guerra UcraniaRusia y el impacto en la salud mental de las personas

La investigadora de la Universidad de Columbia, Amrita Rathi, explica que una guerra afecta a los combatientes y no combatientes por igual en lo físico como en lo emocional y que no solo influye el hecho de estar presente en el momento del ataque, sino también la preocupación de no saber si los seres queridos están bien.

Rathi clasifica estos impactos como factores directos e indirectos y menciona que algunos de los posibles efectos emocionales de las guerras son:

  • depresión
  • ansiedad
  • miedo
  • trastorno de estrés postraumático (TEPT)

Estar en el ataque se considera exposición directa, mientras que los factores estresantes indirectos incluyen la muerte o lesiones de amigos o familiares, desplazamiento para estar a salvo, dificultades económicas e interrupciones continuas de la vida diaria, explica la experta.

Rathi menciona que las personas obligadas a participar en un conflicto son consideradas “daño colateral”, pues los efectos combinados de la guerra, la tortura y la represión con frecuencia se extienden hacia ellos.

“Esto se da particularmente en aquellos civiles que se encuentran atrapados en zonas de guerra o son forzados a participar en actividades relacionadas con la guerra, como violaciones o asesinatos en contra de su voluntad”, indica la especialista.

Para aprender más de...¿Qué es un ataque de ansiedad y cómo tratarlo?

La ansiedad puede ocurrir cuando una persona teme que algo malo va a suceder. No es un término médico que hace referencia a un sentimiento de temor o preocupación que a menudo se relaciona con un problema o inquietud particular.
La ansiedad se ha relacionado con el estrés. Además de los sentimientos de miedo y preocupación, a menudo también hay síntomas físicos, como la tensión muscular.
Síntomas de un ataqué de ansiedad:
-Se da ante una situación específica, como un examen, problemas en el lugar de trabajo, un problema de salud o un problema sentimental
-No es una afección diagnosticable
-Es menos severo que un ataque de pánico
-Se suele desarrollar gradualmente cuando una persona se siente ansiosa
-Implica síntomas físicos, como latidos cardíacos acelerados o un “nudo en el estómago”.
Si estás con una persona que está teniendo un ataque de pánico, puedes ayudar haciendo lo siguiente:
-Permanece con la persona hasta que mantenga la calma
-Traslada a la persona a un lugar tranquilo
-No hagas suposiciones de lo que la persona necesita. Pregúntale.
-Háblale a la persona con frases cortas y simples
-Ayuda a la persona a desacelerar su respiración respirando con ella o contando lentamente hasta 10.
Cuando una persona tiene un ataque de pánico puedes ayudarle con las siguientes frases:
-"Puedes superarlo".
-"Estoy orgulloso de ti. Buen trabajo".
-"Dime qué necesitas ahora".
-"Concéntrate en tu respiración. Mantente en el presente".
-"Lo que sientes es atemorizante, pero no es peligroso".
(Con información de: Medical News Today, Mayo Clinic y Medlineplus)

Una investigación publicada en el journal World Psychiatry detalla que según cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en las situaciones de guerra en todo el mundo, “el 10% de las personas que viven estos eventos presentarán serios problemas de salud mental y otro 10% desarrollará comportamientos que dificultarán su capacidad de funcionar de manera efectiva en la sociedad”.

Pero no solo las personas que están cerca de la batalla, como la guerra Ucrania – Rusia, se ven afectadas por un bombardeo. Se sabe que el conflicto es un evento estresante y que ver noticias de esta índole puede repercutir en la salud de la gente.

¿Te sentiste espantado, estresado o angustiado por la noticia de la guerra Ucrania – Rusia? No eres la única persona. Al igual que tú, seguramente miles de personas lo sintieron, aunque no estuvieran en los dos países que se están peleando.

De acuerdo con el profesor emérito de psicología en la Universidad de Sussex, Graham Davey, la exposición a malas noticias puede provocar que las preocupaciones personales parezcan peores e incluso ocasionar “reacciones de estrés agudo y algunos síntomas del trastorno de estrés postraumático que pueden durar mucho tiempo”.

El Canadian Medical Association Journal cita al profesor Davey y señala que al hecho de ver noticias estresantes en redes sociales se le llama “Doomscrolling”.

“Las investigaciones han relacionado el consumo de malas noticias con un incremento de la angustia, la ansiedad y la depresión, incluso cuando las noticias en cuestión son relativamente mundanas”, se puede leer en esta revista científica.

Ver videos en redes sobre los atentados, las noticias emergentes sobre el avance de las tropas, el hecho de saber que están muriendo personas y que cada vez más naciones se pronuncian al respecto de la guerra Ucrania – Rusia puede ser una carga para las personas incluso si están en un continente diferente.