Un grupo de la Universidad de Essex encontró una de las formas de reducir los prejuicios más frecuentadas pero que pocas veces se toma en cuenta para el mencionado fin: observar experiencias de personas en Youtube.

De alguna forma, ver lo que pasa o ha tenido que pasar la persona que grabó su mensaje logró que se redujeran los niveles de ansiedad y prejuicio de los receptores y estos se mantuvieron así lo que restaba de la semana y una semana después de la exposición al video.

Una de las formas de reducir los prejuicios puede estar en tus pantallas

¿Has pensado cuántas personas tienen acceso a Youtube? Son millones de personas las que tienen acceso a esta plataforma de contenidos audiovisuales. Sin embargo, pocos saben que menos de 20 minutos de escuchar las vivencias de otras puede cambiar su forma de pensar.

La investigación fue publicada en el journal Scientific Reports y en ella, los autores indican que abordar a las personas una por una con un video de una persona es muy difícil por la necesidad de recursos y el poco alcance que se puede conseguir.

Su teoría es que ver que otra persona te habla y se abre frente a ti hace que te sientas con una mayor empatía hacia ellos porque sientes que están hablando contigo.

“Las relaciones parasociales pueden sortear estos dilemas al llegar a grandes audiencias con pocos recursos y se ha demostrado que ayudan a bajar los prejuicios en una versión extendida de la teoría del contacto”, se puede leer en esta revista científica.

Si fuera un personaje ficticio, la persona no le creería a la animación porque no hay una reciprocidad y sabes que un individuo real no se ve así ni te lo puedes encontrar en la calle.

“Las relaciones parasociales pueden satisfacer nuestras necesidades afectivas, conductuales y cognitivas de manera parecida a las amistades bidireccionales que tenemos tradicionalmente: nos hacen sentir menos soledad, tienen que ver con nuestras decisiones de compra e incluso podemos asimilar sus rasgos corporales con los nuestros”, añaden los especialistas.

De acuerdo con el estudio, basta con 17 minutos de atención a los videos de Youtube de personas contando sus problemas de salud y cómo influye en sus vidas para que las personas derriben sus prejuicios hacia dicha situación.

Por ello, 17 minutos de ver experiencias de vida en Youtube se considera como una de las formas de reducir los prejuicios.