Las cucarachas nos parecen seres asquerosos a casi todos e incluso despiertan sentimientos de miedo en más de uno, pero hay quienes realmente no soportan un avistamiento de ese insecto. 

Cuando el asco y el disgusto que provocan las cucarachas se convierte en sentimientos irracionales y reacciones exageradas, se puede hablar de que una persona sufre fobia a las cucarachas, también nombrado como blatofobia o katsaridaphobia, un trastorno que se puede tratar. 

Y es que las cucarachas son de esos animales que despiertan aversión ya sea porque viven en lugares oscuros, pueden volar, son insectos de gran tamaño y son escurridizos.

Pero, además de eso, ¿qué lleva a las personas a tener una fobia a las cucarachas?

¿Cuánto miedo te dan las cucarachas? Podrías tener blatofobia

Si bien las cucarachas resultan insectos repugnantes por obvias razones, lo cierto es que la blatofobia va más allá del aspecto físico del animal. 

(Foto: Canva)

Y es que si bien son animales que pueden transmitir numerosas enfermedades, en comparación los mosquitos son mucho más dañinos y sobre estos casi no se escuchan quejas de temor. 

Y es que además, es más fácil que un mosquito te transmita alguna enfermedad que una cucarachas. De hecho, los mosquitos pueden pasar a los humanos enfermedades mortíferas, algo que las cucarachas no. 

Entonces, ¿por qué las cucarachas tienen peor reputación que otros insectos? La psicóloga Paula Mella de la app ifeel considera que la repulsión o el miedo a estos insectos puede deberse principalmente a que son animales asociados con la pobreza y la suciedad. 

“Es una fobia que poco tiene que ver con un peligro real",  dijo la psicóloga al medio 20 minutos. 

La fobia también puede ser aprendida, es decir, no es necesario que a uno le pase algo traumático con estos insectos para temerles. Solo basta con mirar que alguien cerca tiene blatofobia o que suceda algo así en la películas para que uno adquiera ese temor.

(Foto: Canva)

Es muy importante reconocer que no es lo mismo tener miedo a tener fobia a las cucarachas y la diferencia radica en el malestar que nos producen estos insectos.

Por ejemplo, el miedo es una sensación que nos hace pasar un mal rato y a disgusto, pero con una fobia, el miedo es paralizante y se acompaña de síntomas somáticos como palpitaciones, taquicardia o sudoración. 

El miedo nos permite matar a una cucaracha pero la fobia nos paraliza y nos hace huir, dijo la psicóloga. Afortunadamente, las fobias son un tipo de ansiedad y puede ser tratada por un especialista de la salud mental

SIGUE LEYENDO:

(Con información de 20 minutos)