Algunos alimentos tienen la capacidad de calmarnos y hacernos mejorar nuestro estado de ánimo si estamos estresados, sin embargo, estos antojos podrían ser un comportamiento habitual que podría tener importantes repercusiones, por lo que es necesario saber evitar comer por estrés.

(foto: unsplash)

Los atracones son una forma de calmar emociones

Las expertas del Baptist Health South Florida, Amy Kimberlain y Amy Exum, explican que la relación entre el estado de ánimo y la alimentación realmente existe, y es más notoria en períodos difíciles o de mucho estrés.

Amu Kimberlain, dietista, indicó que en muchas ocasiones los antojos se tratan de una respuesta psicológica iniciada por el cortisol (la hormona del estrés), que hace creer al cuerpo que requiere de algún tipo de combustible para combatir las “amenazas” que desencadenan el estrés.

En forma inicial, este cortisol elevado puede quitar el apetito, pero si se mantiene durante mucho tiempo y no disminuye, pasa el efecto contrario: el hambre aumenta.

Esta respuesta es un proceso normal del organismo, pero es necesario saber identificarlo para evitar problemas de salud física (como el sobrepeso o la obesidad), y mental, ya que el estrés prolongado y que no se trata adecuadamente, puede desencadenar en fatiga e incluso depresión.

(foto: unsplash)

5 tips para dejar de comer por estrés

Tener antojos o la necesidad de comer (sean cosas dulces o saladas), se trata de un proceso por el cual buscamos obtener algo que nos haga sentir mejor a nivel emocional, ya que en muchos casos los alimentos liberan químicos que nos hacen sentir bien.

Sin embargo, esta sensación de bienestar resulta temporal, y nos hará seguir comiendo de forma constante, haciendo que nuestras emociones negativas no sean verdaderamente resueltas y nos arriesgamos a padecer otros problemas de salud.

Para dejar de comer por estrés existen algunos tips y consejos que los expertos brindan, y que si se siguen, con paciencia y constancia, pueden ayudarnos a estar mejor y evitar esos atracones por estrés:

  • Analiza el cómo te sientes

Los antojos muchas veces son una necesidad que surge para escapar de los sentimientos negativos que podamos estar viviendo; es una forma de buscar confort por medio de alimentos que producen químicos de bienestar a nivel cerebral.

Según los expertos, saber qué sentimos, aceptarlo y trabajarlo, o dejarlo fluir, es la primera y más importante parte para solucionar los problemas de atracones por estrés.

(foto: unsplash)

  • Come conscientemente

No solo se trata de saber elegir la comida que consumimos, se trata de analizar por qué y para qué estamos comiendo, y analizar si realmente lo hacemos por hambre física o por una situación emocional.

Esta parte, explica la experta Amy Kimberlain, consiste en intentar analizar nuestro comportamiento e intentar averiguar si nuestra hambre es por estrés o por hambre real. 

Será necesario, indica, preguntarse cosas como:

  1. ¿Por qué estoy comiendo?
  2. ¿Cuándo quiero comer?
  3. ¿Qué y cuándo estoy comiendo?
  • Establece horarios y no saltes comidas

Establecer una rutina y un orden en la alimentación, informan Laboratorios Niam, es muy importante, pues de esta manera evitarás bajas o desequilibrios de energía que incrementen tu sensación de hambre y te hagan comer de más.

Si con el estrés sientes poco apetito, puedes intentar realizar comidas de pequeñas cantidades de forma frecuente, para evitar tener atracones después.

(foto: unsplash)

  • Reduce el café

La cafeína que esta bebida tiene podría alterar la forma en que descansas durante la noche y hacerte sentir más cansado; lo idóneo es que elijas productos que sustituyan esta bebida y que contengan poco o nada de cafeína, como el té verde o blanco, que incluso pueden disminuir los niveles de estrés.

  • Opta por opciones saludables

Evita recurrir a alimentos procesados, ya que se ha visto que estos pueden alterar los niveles de cortisol e incrementarlos, lo que te llevaría a empeorar tu estrés; así mismo, los productos con mucha azúcar podrían empeorar los síntomas como tristeza e ira.

Lo mejor es que elijas productos naturales, como verduras o frutas, u otros productos que al menos tengan menos componentes dañinos, así evitarás tener caídas de ánimo intensas por la pérdida del azúcar. 

(Con información de: Infosalus, Baptist Health South Florida, Laboratorios Niam, Herbalife Nutrition, El Prado Psicólogos.)