Un nuevo estudio encontró que los hombres de mediana edad que sufren ansiedad corren un mayor riesgo de desarrollar enfermedades cardíacas y diabetes

Entre hombres sanos de mediana edad (50 años) que no tenían enfermedades cardiovasculares o metabólicas, los que tenían ansiedad eran más propensos a tener factores de riesgo que se asocian con una mayor propensión de enfermedades cardiometabólicas a medida que envejecen.

El estudio fue publicado en la Revista de la Asociación Americana del Corazón y liderado por la doctora Lewina Lee, profesora adjunta de Psiquiatría de la Facultad de Medicina de la Universidad de Boston.

(Foto: Unsplash)

Ansiedad en hombres relacionada con enfermedades cardíacas y diabetes

En el estudio se usó un cuestionario en el que se abordaron dos aspectos de la ansiedad: el neuroticismo y  el exceso de preocupación

El neuroticismo es una tendencia a percibir las experiencias como amenazantes, a sentir que los retos son incontrolables y a experimentar emociones negativas frecuentes y desproporcionadamente intensas, como el miedo, la ansiedad, la tristeza y la ira, explican los investigadores.

La preocupación puede ser saludable y conducir a soluciones constructivas, pero el exceso se vuelve dañino, especialmente cuando se vuelve incontrolable e interfiere con el funcionamiento cotidiano. 

Sobre los resultados del estudio, los investigadores señalaron que la ansiedad está vinculada a procesos biológicos poco saludables que dan paso hacia el desarrollo de enfermedades cardíacas y diabetes en los hombres de mediana edad

Para aprender más de...Enfermedades del corazón: estas son las más comunes

¿Qué son las ECV?
Las enfermedades cardiovasculares (ECV) ocurren en el sistema circulatorio, afectan las estructuras del corazón y le provocan daños. Son la principal causa de muerte en el mundo: 17 millones de personas al año. Son causadas por sedentarismo, abuso de sustancias nocivas, la diabetes y la obesidad.
(Foto: https://www.scientificanimations.com, Coronary Artery Disease, CC BY-SA 4.0)
Infarto al corazón (miocardio)
Se produce cuando ocurre un bloqueo de la sangre que va al corazón, órganos y tejidos debido a la acumulación excesiva de grasa y colesterol que tapan las arterias. Un infarto crea presión y dolor en el pecho y los brazos, náuseas o indigestión, fatiga y mareos.
(Foto: https://www.scientificanimations.com/, Types of Stroke, CC BY-SA 4.0)
Derrames cerebrales
Ocurre cuando el suministro de sangre que llega al cerebro se detiene, se detiene el oxígeno y las células mueren. Sus síntomas son: dificultad para hablar, parálisis y problemas de movilidad; se deben atender rápido para evitar daños cerebrales y discapacidades permanentes.
Hipertensión
Cuanta más sangre bombea el corazón y mientras más estrechas son las arterias, mayor será la presión arterial. No hay síntomas específicos, pero un chequeo de rutina la puede detectar. Puede causar: infartos, derrames cerebrales, insuficiencias cardíacas y demencia.
Angina de pecho
Es un dolor y presión fuerte en el pecho que ocurre cuando se reduce el flujo sanguíneo al corazón por el exceso de grasa en las arterias. Esto es normal cuando se presenta al realizar un esfuerzo físico pero se vuelve preocupante cuando ocurre en reposo y dura varios minutos; de ser el caso, puede indicar el inicio de un ataque cardiaco.
Arritmia
Es un problema del ritmo cardíaco en el que el corazón puede latir muy rápido (taquicardia) o bradicardia (muy lento). Sus síntomas son: falta de aire, mareos, desmayos y dolor en el pecho. De no ser atendida con rapidez puede provocar un paro respiratorio o cardíaco y la muerte.
Insuficiencia cardíaca
El corazón es incapaz de bombear la cantidad necesaria de sangre para el correcto funcionamiento del cuerpo. Sus síntomas son: cansancio repentino, sensación de ahogo durante el reposo, tos seca y persistente y desmayos. La IC es la primera causa de hospitalización en personas mayores de 65 años.

Hay que cuidar del corazón

Se debe prestar atención a la salud del corazón y procurarla, porque es común que las personas solo se atienden cuando ya presentan síntomas. Por ello, la doctora recomienda que las personas presten atención a indicadores cardiometabólicos como la presión arterial o el sobrepeso y obesidad desde los 30 o 40 años y no solo en la vejez. Al hacerlo se pueden prevenir muchas enfermedades con el tiempo, afirmó Lee. 

El estudio fue hecho con una muestra predominante de hombres caucásicos y veteranos, por lo que se necesitan mayores investigaciones para determinar el impacto de la ansiedad en hombres de todas las razas, en mujeres y personas jóvenes, admitieron los investigadores.

Los hallazgos de la investigación reiteran la importancia de la salud mental para la salud física, al ejemplificar que padecimientos mentales como el estrés, la ansiedad y la depresión juegan un rol crucial en la salud del corazón, comentó el doctor Glenn Levine que no estuvo involucrado en el estudio

Él mismo agregó que todos podemos llegar a experimentar un grado de ansiedad durante la vida, sin embargo, cuando las personas experimentan ansiedad de forma constante o severa, lo mejor que se puede hacer es consultar a un especialista de salud mental para mejorar el problema.

(Foto: Unsplash)

El estudio comenzó en 1975 

Los investigadores analizaron datos de 1,561 hombres que eran pacientes en una clínica de Boston y que se enlistaron en el estudio de Envejecimiento Normativo. Cuando se unieron al estudio en 1975, la edad promedio de los participantes fue de 53 años con rangos de edad de entre 33 y 84 años. En ese momento ningún hombre presentó problemas de salud.

Al inicio del estudio, respondieron a cuestionarios sobre neuroticismo y preocupación y regresaron a la clínica para someterse a exámenes físicos y análisis de sangre cada 3 o 5 años durante los siguientes 40 años o hasta que murieron o abandonaron el estudio.

Los investigadores descubrieron que los hombres con altos niveles de neuroticismo o preocupación en la mediana edad eran más propensos a tener un alto riesgo de enfermedades cardíacas o metabólicas ya que presentaron al menos 6 de los siguientes aspectos:

  1. presión arterial sistólica > 130 mm Hg
  2. presión arterial diastólica > 85 mm Hg
  3. colesterol total > 240 mg/dL
  4. triglicéridos > 150 mg/dL
  5. índice de masa corporal > 30 kg/m2
  6. glucosa > 100 mg/dL
  7. velocidad de sedimentación globular (un marcador de inflamación) > 14 mm/hora

También se consideró que empezar a tomar medicación para cualquiera de estos riesgos, excepto para el índice de masa corporal alto, fue igual que tener un nivel alto del marcador de riesgo.

A medida que envejecían, los hombres con ansiedad en la mediana edad eran más propensos a tener al menos 6 de estos 7 factores de riesgo de enfermedades cardiometabólicas en comparación con los demás hombres sin ansiedad en la mediana edad.

Para aprender más de...8 conceptos de la diabetes que tienes que conocer

1. Glucosa sanguínea
La glucosa es un tipo de azúcar que las células utilizan como fuente de energía. El cuerpo la produce y la envía a la sangre. Así, la glucosa sanguínea se refiere al nivel de azúcar de la sangre y suele medirse en miligramos por decilitro (mg/dL).
2. Glucómetro
Es un dispositivo que mide el nivel de azúcar en la sangre mediante una punción en la yema del dedo para medir los niveles de glucosa sanguínea.
3. Hiperglucemia e hipoglucemia:
Es un término médico empleado para contabilizar los niveles de glucosa sanguínea en la sangre. Por lo general, la hiperglucemia es más de 160 mg/dL, lo que es un nivel elevado. La hipoglucemia suele ser inferior a 70 mg/dL.
4. Efecto Somogyi
También llamado "efecto rebote", se produce cuando la glucosa en sangre sube mucho después de haber estado muy baja, normalmente mientras se está dormido. Esto se puede evitar tomando un tentempié por la noche o ajustando la insulina.
5. Insulina
Es La hormona que ayuda a las células a utilizar la glucosa. Si el páncreas no la produce o no puede producirla en cantidad suficiente, puede administrarse insulina artificial.
6. Bomba de insulina
Es un dispositivo con un tubo fino que lo conecta a una aguja que va justo debajo de la piel. La bomba administra un goteo de insulina durante todo el día para ayudar a mantener la glucemia estable.
7. Resistencia a la insulina
Es cuando células no utilizan de manera correcta la insulina. La resistencia a la insulina suele ser imperceptible, pero conduce a la prediabetes y la diabetes porque la glucosa no puede pasar de la sangre a las células.
8. Prediabetes
Se refiere a la glucosa en sangre más alta de lo normal pero no lo suficientemente alta como para ser diabetes. Si la padeces, tienes más probabilidades de padecer diabetes de tipo 2.

(Foto: Unsplash)

Ansiedad en México

Según la Secretaría de Salud, la ansiedad es un estado emocional en el que se presentan cambios somáticos (cuando una persona expresa tener un síntoma que en realidad no tiene) y psíquicos. La ansiedad se considera patológica cuando se presenta de manera excesiva y su duración es prolongada, lo que genera disfuncionalidad en la persona que lo padece.

La ansiedad se manifiesta como:

  • Sensaciones somáticas como: mareos, taquicardia, sudoración, palpitaciones, temblor, molestias digestivas, aumento de la frecuencia y urgencia urinaria y/o mareos.

  • Síntomas psíquicos (cognoscitivos, conductuales y afectivos) como: nerviosismo, deseo de huir, sensación de muerte inminente, inquietud, miedos irracionales, temor a perder la razón y el control.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico  (OCDE) realizó un análisis sobre el impacto de la crisis por covid-19 en la salud mental de la población mundial y reveló que a partir de marzo 2020 la ansiedad en México pasó de 15 por ciento a 50 por ciento.

Sigue leyendo: 

Con información de: Web MD, Secretaría de Salud, OCDE