Cookies
Este sitio web utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia. Aviso de privacidad
Vida sana
Pareja & sexo
Soy mamá
Familia
Especialidades
Herramientas


© 2021 Todos los derechos reservados. Grupo La Silla Rota. PUBLICACIONES COMUNITARIAS S.A. de C.V.

7 hábitos que detonan la ansiedad sin darte cuenta

Todos los días podemos realizar hábitos que detonan la ansiedad y que nos impiden disfrutar del presente

SUSANA CARRASCOJul 14, 2021 
Tiempo de lectura: 6 mins.
La ansiedad es un trastorno emocional que suele empeorar. Foto: PEXELS

Lo + leído

¿Sabías que existen hábitos que detonan la ansiedad sin darte cuenta? Lo más peligroso es que están normalizados, pues se ignora que poco a poco, derivan en problemas emocionales graves. En los siguientes párrafos te detallaremos cuáles son y cómo evitarlos. 

Todos experimentamos cierto grado de ansiedad durante el día, ya que es un estado de defensa del cuerpo que nos prepara para los posibles escenarios del futuro.

(Foto: Pixabay) 

No obstante, cuando empieza a ser demasiado recurrente o incluso, permanente, puede afectar la calidad de vida. Por ello, es importante conocer los hábitos que detonan la ansiedad. Toma nota.

Hábitos que detonan la ansiedad

La Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos define a la ansiedad como un sentimiento de miedo, temor e inquietud. Puede causar síntomas como sudoración excesiva, sensación de inquietud y tensión, así como palpitaciones.

Se considera que es una reacción normal al estrés que nos ayuda a enfrentar una situación pero cuando se tiene un trastorno de ansiedad, el miedo no es temporal y puede ser abrumador.

(Foto: Pexels) 

En ese sentido, es importante poner atención a los hábitos diarios para evitar tanto como se puede aquellos que detonan la ansiedad, como:

1. No dormir lo suficiente

La ansiedad puede hacer que quieras reducir tus horas de sueño para poder cumplir con más pendientes, pero eso solo te lleva a un círculo vicioso, pues las preocupaciones con el trabajo, la salud o las finanzas, mantienen la mente en actividad durante la noche, lo que dificulta dormir.

TAMBIÉN LEE: Los beneficios de tener una pequeña fuente de agua en casa 

2. Tener poca actividad física

La falta de ejercicio tiene un impacto negativo no solo en el peso, sino en la salud mental. Es posible que cuando se tiene ansiedad, el ejercicio no parezca muy atractivo, pero una vez que se empieza, puede hacer una gran diferencia.

(Foto: Pexels) 

Hacer ejercicio regular ayuda a aliviar síntomas de ansiedad porque libera endorfinas que favorecen el bienestar. Además, quita de la mente las preocupaciones y nos aleja del ciclo de pensamientos negativos que alimentan la ansiedad.

3. Llenarse de compromisos

Otro de los hábitos que detonan la ansiedad es llenarse de tareas, decir que sí a todos los eventos sociales, anotarse en todos los cursos en línea o querer hacer todas las tareas domésticas, pues el cuerpo no puede resistir tanto en pocas horas.

(Foto: Pexels) 

Los excesos nos cobran factura tarde o temprano y si te sientes sin tiempo de poder sentarte a descansar y no hacer nada, no dudes que tus niveles de ansiedad estarán al máximo. Pon límites y respeta los tiempos para el descanso.

4. Saltarse comidas

Según Sonia Durán, psicóloga especialista en trastornos de la conducta alimentaria, privar al cuerpo de alimentos durante mucho tiempo, puede causar episodios de depresión y ansiedad, ya que aumenta la tristeza, el desánimo, la irritabilidad y los ataques de agresividad.

5. Quedarse encerrado todo el día 

No salir de casa es algo que sin duda puede generar ansiedad y aunque en los últimos meses fue una situación inevitable, es importante darse unos minutos para hacer una caminata, tomar el sol y despejar la mente.

(Foto: Pexels) 

Si no es posible salir, se puede optar por actividades relajantes en casa como la meditación.

6. Revisar demasiado el celular

Pasar mucho tiempo en redes sociales es otro de los hábitos que detonan la ansiedad, pues no queremos perdernos de ningún acontecimiento importante y creemos que es necesario estar al pendiente de lo que opinan los demás sobre nuestras publicaciones.

(Foto: Pexels) 

Lo ideal es poner un límite de tiempo para estar en las redes (no más de 30 minutos) y desconectarse del trabajo una vez que se termina la jornada.

7. Justificar la preocupación

Se cree que estar preocupado constantemente es algo bueno, porque supuestamente así se puede evitar o controlar aquello que se teme que salga mal.

No obstante, la preocupación desmedida termina por sumirnos en una ansiedad constante que no nos deja disfrutar del presente ni de todo lo bueno que hay.

(Foto: Pixabay) 

Recuerda que sentir ansiedad algunas veces no es malo, el problema comienza cuando se vuelve parte de tu vida diaria y te impide disfrutar del presente. Empieza por eliminar estos hábitos que detonan la ansiedad y si no es suficiente, no dudes en buscar ayuda profesional.

SIGUE LEYENDO: ¿Cansancio y dolor de cabeza al despertar? Podría ser apnea del sueño 

(Con información de MedlinePlus, Mayo Clinic y Mejor con Salud)


Valora este artículo

¿Quieres hacer una corrección? Envia tu corrección

Lo + leído

Últimas noticias

El editor recomienda