Cookies
Este sitio web utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia. Aviso de privacidad
Vida sana
Pareja
Soy mamá
Familia
Especialidades
Herramientas


© 2022 Todos los derechos reservados. Grupo La Silla Rota. PUBLICACIONES COMUNITARIAS S.A. de C.V.

¿Por qué a mi felino no le gusta su rascador para gatos?

El rascador para gatos es indispensable en el hogar si no queremos que los muebles se arruinen, pero debemos tener cuidado con algunas de sus características

SUSANA CARRASCONov 06, 2020 
Tiempo de lectura: 5 mins.
No cualquier rascador para gatos es agradable para los felinos. Foto: PXFUEL

Lo + leído

Poner en casa un rascador para gatos no siempre garantiza que tu mascota lo utilizará, ya que hay diversos factores que influyen en que tu felino ni siquiera se sienta atraído por jugar o afilarse las uñas ahí.

Uno de los instintos más arraigados en los gatos es afilarse las uñas constantemente, por lo que podemos pensar que es buena idea ponerle un rascador donde pueda renovarlas y marcar territorio.

Pero ¿qué pasa cuando el gato no usa su rascador? Aquí te diremos algunas de las razones que hay detrás de este rechazo. Toma nota.

Rascador para gatos, ¿por qué no lo usa mi felino?

Además de ser una necesidad física por su instinto cazador, afilarse las uñas es una actividad que los gatos realizan para marcar territorio y estirarse. Debido a ello, muchos dueños optan por colocarles un rascador para evitar que el gato se afile las uñas en los muebles o alfombras.

No obstante, esto no garantiza que el gato lo utilice, de hecho, hay varios factores que contribuyen a que no le guste y que prefiera seguir afilándose las uñas sobre tus sofás, puertas y tapetes, tales como:

1. Tamaño

Si el rascador que has comprado con mucho cariño para tu gato es muy pequeño, es probable que no despierte el interés de tu felino. Recuerda que no solo lo usa para afilar sus uñas, sino para estirarse al máximo, así que procura que sea uno alto para que pueda moverse como lo desea.

TAMBIÉN LEE: 5 consejos para que una mascota se acostumbre al collar isabelino

2.Inestabilidad

En caso de que el rascador para gatos no se sostenga bien, se tambalee o sea inestable, ten por seguro que el minino no querrá acercarse, ya que tendrá miedo de caerse.

Así que cuando lo pongas en casa, revisa que tenga una base adecuada y si es posible, que pueda anclarse a alguna estructura en el piso o la pared, de manera que sea estable y seguro para tu felino.

3. Textura

Otra de las razones por las que un felino no usa su rascador para gatos es la textura. Actualmente hay una gran variedad de materiales en estos productos, pero no todos son atractivos para los mininos.

Antes de adquirir el rascador, asegúrate de que conocer qué materiales le gustan más para afilarse las uñas, puede ser desde cuerda, hasta cartón o alfombra.

4. Posición

Además del material que más le satisface, también debes observar en qué posición prefiere rascar tu minino, ya que algunos lo hacen en vertical para estirarse al máximo y otros lo prefieren horizontal. Recuerda que con los gatos todos los detalles, por mínimos que parezcan, pueden hacer una gran diferencia.

5. Ubicación

Esto ya debes de saberlo, pues no es raro saber que los gatos no se sienten cómodos en cualquier parte, así que, si colocas su rascador en una zona de la casa con mucho ruido, temperatura inadecuada o poca tranquilidad, ten por seguro que el michi no se acercará.

Busca sitios con poco ruido, de preferencia donde el felino suele dormir o relajarse. Incluso puedes colocarlo cerca de un mueble que el gato utiliza con frecuencia para afilarse las uñas o comprar uno que se adhiera al mismo. 

Cómo enseñar a un gato a usar el rascador

Por lo general los felinos aprenden a usar el rascador para gatos por sí solos, especialmente si cumple con las características que ya se mencionamos. No obstante, puedes darle una ayuda con algunos trucos sencillos. 

Puedes poner una bola, plumero o ratón colgando del rascador para animarlo a acercarse y “manosear” su rascador. No lo fuerces, poco a poco acudirá por curiosidad y diversión, así que ten paciencia.

Si nada de eso funciona, puedes probar frotando su manta sobre el rascador para gatos para impregnar el olor del gato y que lo perciba como algo suyo. También puedes frotar o acercar un poco de catnip (hierba gatera) para llamar su atención. Usa los refuerzos positivos y hazle un apapacho cuando se acerque a afilarse las uñas, así entenderá que es algo permitido.

Con estos consejos, te aseguramos que tu felino amará su nuevo rascador para gatos.

SIGUE LEYENDO: 7 razas de gatos que sueltan menos pelo

(Con información de Mundo Animal, Mis Animales y Experto Animal)



Valora este artículo

¿Quieres hacer una corrección? Envia tu corrección

Lo + leído

Últimas noticias

El editor recomienda