Cookies
Este sitio web utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia. Aviso de privacidad
Vida sana
Pareja
Soy mamá
Familia
Especialidades
Herramientas


© 2022 Todos los derechos reservados. Grupo La Silla Rota. PUBLICACIONES COMUNITARIAS S.A. de C.V.

La verdad de 4 mitos sobre los bigotes de los gatos

Los bigotes de los gatos son pelos más gruesos y largos que el resto del pelaje de los mininos y encierran misterios que pocos conocen

SUSANA CARRASCOMay 12, 2021 
Tiempo de lectura: 4 mins.
Conocer la verdad sobre los bigotes de los gatos evita cometer errores con los felinos. Foto: PEXELS

Lo + leído

Los bigotes de los gatos o vibrisas no solo son una parte que destaca de inmediato en su anatomía, sino que cumplen con funciones muy importantes. A pesar de ello, hay muchos mitos que nos hacen tener falsas percepciones sobre estos peculiares pelos.

Una de las cosas más importantes que debes saber es que los bigotes de los gatos están arraigados profundamente en su piel, rodeados de nervios, células sensitivas y músculos, conectados a su sistema locomotor y nervioso.

(Foto: Pexels) 

De esta manera, los bigotes envían mensajes sensoriales a su cerebro y convierten a los mininos en exploradores únicos.

Mitos de los bigotes de los gatos

Los bigotes de los gatos encierran muchos secretos, pero también están rodeados de mitos que todo amante de los felinos debe dejar de creer, entre los más comunes están:

1. No solo sirven para ubicarlos

Debido a que los bigotes de los gatos son muy sensibles a las vibraciones y cambios del entorno, son de esenciales para la orientación espacial del felino, junto con el resto de los sentidos, según la etóloga Rosana Álvarez. Por ello, se puede confirmar que no sirven solo para la ubicación.

(Foto: Pexels) 

Los bigotes o vibrisas de los felinos también perciben el aire y los objetos cercanos, así los mininos son capaces de detectar el tamaño y la ubicación de los elementos a su alrededor.

De igual forma, estos largos pelos les ayudan con su visión cercana, con su visión nocturna, a caminar en línea recta, a calcular las distancias cuando saltan y a distinguir el tamaño y localización de sus presas.

TAMBIÉN LEE: ¿Qué es el síndrome del gato paracaidista y cómo evitarlo? 

Además de todas estas funciones, los bigotes también ayudan a determinar el estado de ánimo del animal. Si el gato está relajado, sus bigotes estarán levemente hacia un lado; si está feliz o curioso, sus bigotes se encontrarán extendidos, mientras que, si está enfermo o irritado, se irán hacia atrás.

(Foto: Pexels) 

2. No están solo en la cara

Los bigotes de los gatos o vibrisas son pelos táctiles multifuncionales, que son más largos y gruesos que el resto del pelaje.

Pero no están solo en sus mejillas, también están en los ojos, las orejas, la mandíbula y las patas delanteras.

Se trata de vellos sensoriales muy sensibles que cumplen la función de un radar. De manera que no son estructuras solamente faciales.

(Foto: Pexels) 

3. Si pueden volver a crecer

Si por alguna razón la mascota pierde sus bigotes, estos volverán a crecer en uno o 2 meses, siempre y cuando todavía tengan su bulbo piloso saludable.

Lo que no está permitido es cortar ni arrancar estos pelitos pensando que así no se irán de casa, pues es un mito completamente falso. Estas estructuras cuentan con muchas terminaciones nerviosas y puede ser doloroso para el animal que las cortes.

(Foto: Pexels) 

Si no quieres que tu gato se vaya, lo mejor es optar por la esterilización o castración.

4. No tienen nada que ver con el equilibrio

Otro de los mitos sobre los bigotes de los gatos es que son esenciales para el equilibrio, pero eso es falso.

Los gatos usan sus bigotes como sensores o radares, pero no para mantener el equilibrio. El equilibrio en el minino es un sofisticado circuito formado por el sistema muscular, táctil y visual.

(Foto: Pexels) 

Si el animal llegara a perder sus bigotes, tendría que apoyarse mucho más en otros sentidos para explorar el territorio, ver de cerca y de noche, cazar y expresar sus emociones. Sin embargo, esto no significa que pierda la capacidad de movimiento ni el equilibrio por completo.

Ahora que ya conoces la verdad de los mitos de los bigotes de los gatos más comunes, puedes cuidar mejor a tu mascota y evitar situaciones que le incomoden y que perjudiquen sus maravillosas habilidades.

SIGUE LEYENDO: ¿Cómo llevar a un gato al veterinario sin que lo pase mal? 

(Con información de Mis Animales y Consumer)

Valora este artículo

¿Quieres hacer una corrección? Envia tu corrección

Lo + leído

Últimas noticias

El editor recomienda