Cookies
Este sitio web utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia. Aviso de privacidad
Vida sana
Pareja
Soy mamá
Familia
Especialidades
Herramientas


© 2022 Todos los derechos reservados. Grupo La Silla Rota. PUBLICACIONES COMUNITARIAS S.A. de C.V.

6 situaciones en las que no es recomendable dormir con tu mascota

A muchos les encanta dormir con su mascota y aunque puede tener algunos beneficios, hay casos en los que es mejor que el perro o gato tenga su propia camita

SUSANA CARRASCOOct 21, 2020 
Tiempo de lectura: 5 mins.
Si te encanta dormir con tu mascota, esta información te interesa. Foto: PEXELS

Lo + leído

Dormir con tu mascota parece siempre una buena idea, pues deseas tanto que duerma calientito y cómodo, que le permites estar en el mismo espacio en el que tú descansas. Aunque en general no hay riesgos por hacerlo, hay al menos 6 situaciones en las que no es recomendable y aquí te las explicamos.

De acuerdo con un artículo publicado en El Confidencial, más de la mitad de los dueños de perros admiten haber dormido con su mascota e incluso, se ha encontrado que puede tener beneficios, pero no en todos los casos.

(Foto: Pexels) 

Algunos dueños de mascotas duermen bien cuando sus peludos están en su cama, pero en general, descansan mejor cuando su perro o gato duerme en su propia camita. Estas son algunas de las razones.

¿Cuándo no debes dormir con tu mascota?

Según el portal Healthline, los perros en la cama pueden disminuir la calidad del sueño de los humanos debido a que se ha encontrado que favorecen un aumento en los movimientos de las personas al dormir, lo que perturba el descanso.

En general, hay 6 situaciones en las que no es recomendable dormir con tu mascota, como cuando: 

(Foto: Freepik) 

1. Ronca

Sin duda, compartir la cama con alguien que ronca mucho no es nada satisfactorio y lo mismo aplica para los perros, ya que hay algunos que por sus características físicas tienen más tendencia a los ronquidos, como aquellos que son braquicéfalos o chatos o incluso, los que tienen una edad avanzada.

TAMBIÉN LEE: 5 trucos para eliminar malos olores cuando hay mascotas en casa 

2. Babea en exceso  

Otra situación en la que no es muy recomendable dormir con tu mascota es cuando babea demasiado, lo cual puede ser común en algunas razas de perros como el San Bernardo, el bulldog, labrador y gran danés. También puede ocurrir en canes ancianos debido a la pérdida de piezas dentales o en aquellos con infecciones orales como gingivitis o inflamación de las encías.

(Foto: Pexels) 

Además de que es desagradable y puede dejar tu cama con malos olores, también es una señal de que podría haber un problema, así que consulta con el veterinario algunas soluciones.

3. No tiene sus vacunas

La mejor forma de prevenir que tu mascota enferme de gravedad o infecte a alguien de tu familia con patógenos peligrosos es la vacunación, así que asegúrate de que tenga su esquema completo. En el caso de los perros, las vacunas esenciales son parvovirus canino, moquillo, hepatitis canina y rabia, mientras que para los gatos son parvovirus felino, leucemia felina, calcivirus o herpesvirus y rabia.

(Foto: Pexels) 

Mientras que no tenga al menos esas vacunas esenciales, lo mejor es que el animal no duerma en tu cama o la de los niños de la casa.

4. No está entrenado para orinar afuera

Si no quieres un día despertar y encontrar un “regalito” en tu cama, lo mejor es que el perro duerma en su propio espacio hasta que aprenda a controlar sus necesidades y sepa que debe hacerlo en los lugares apropiados.

5. Tiene pulgas y otros parásitos

Desde los primeros meses de vida, la desparasitación en perros y gatos es fundamental, pero si todavía no ha recibido este tratamiento o apenas adoptaste a una mascota de la que no conoces mucho sobre su origen, es mejor que duerma en su propia camita.

(Foto: Pexels) 

En el caso de las pulgas, todas las mascotas son susceptibles a tenerlas, aunque sean sanos y por ello, es fundamental revisar constantemente entre su pelaje para detectarlas y eliminarlas a tiempo por medio del baño frecuente (cada 15 días) y la aplicación de productos antipulgas o colocándole un collar repelente.

6. Tiene un gran tamaño

Los perros muy grandes pueden hacer especialmente complicada la hora de dormir, ya que suelen acaparar todo el espacio y en algunos casos, sobrecalentar la cama. Sabemos que amas a tu mascota, pero para que ambos estén cómodos, la recomendación es que tenga su propio espacio para estirarse todo lo que desea sin interrumpir tu descanso.

(Foto: tomada de la web) 

Si a ti te hace sentir bien dormir con tu mascota, solo asegúrate de que tenga la higiene, las vacunas y el entrenamiento correcto para estar en tu cama, paséalo antes de dormir y enséñale que debe pedirte permiso para subirse a la cama. Llévalo al veterinario para que le hagan chequeos constantes y cambia la ropa de cama regularmente.

Cuando un perro o gato tiene tendencias agresivas, lo mejor es que no duerma en la cama, mucho menos en la de un niño, ya que en cualquier momento podría considerarlo como su territorio e impedir que alguien se acerque, soltando mordidas o arañazos.

SIGUE LEYENDO: Razas de perro con mayor tendencia al vitiligo 

(Con información de Soy un perro, Mascota King y El Confidencial)

Valora este artículo

¿Quieres hacer una corrección? Envia tu corrección

Lo + leído

Últimas noticias

El editor recomienda