Cookies
Este sitio web utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia. Aviso de privacidad
Vida sana
Soy mamá
Familia
Especialidades
Herramientas


© 2022 Todos los derechos reservados. Grupo La Silla Rota. PUBLICACIONES COMUNITARIAS S.A. de C.V.

5 hábitos que los gatos heredaron de los felinos salvajes

Existen varias similitudes entre los gatos domésticos y los grandes felinos salvajes, como el instinto cazador y la necesidad de dormir muchas horas al día

SUSANA CARRASCOFeb 16, 2021 
Tiempo de lectura: 5 mins.
Expertos señalan que en general, los gatos y los felinos salvajes solo se diferencian por el tamaño. Foto: PIXABAY

Lo + leído

No es ningún secreto que los gatos domésticos tienen muchas similitudes con los grandes felinos salvajes, no solo en lo físico, también en el comportamiento. De hecho, expertos han estudiado este parecido y aseguran que hay 5 hábitos que los gatos heredaron de los felinos salvajes.

Los expertos mundiales en felinos salvajes, Beverly y Dereck Joubert, aseguran a El País que la única diferencia significativa entre ambas especies es el tamaño, pues si un gato fuera tan grande como un león, no dudaría en cazar y comerse a su humano.

(Foto: Pixabay) 

Si no nos crees, te decimos cuáles son los hábitos que los gatos heredaron de los felinos salvajes y que seguro no habías notado.

Hábitos que los gatos heredaron de los felinos salvajes

Hay similitudes que nos demuestran la estrecha relación que hay entre gatos domésticos y felinos salvajes como el leopardo, el jaguar, el puma o el guepardo.

El documental Conociendo a los felinos de National Geographic, demuestra tras seguir a un gato doméstico, que éstos tienen hábitos muy similares a los de sus congéneres más grandes, como: 

1. Instinto cazador

Aunque los gatos en casa tienen su alimentación asegurada, eso no les impide sacar a flote su instinto cazador. Por ello, no es raro ver que busquen una presa, como una mosca o un juguete, que lo acechen, lo persigan y le pongan las garras encima para inmovilizarlo.

(Foto: Pixabay) 

De hecho, el instinto cazador también los motiva a esconderse en cajas, bolsas o detrás de pilas para “espiar” a su presa. Así mantienen su sistema nervioso activo y se aseguran de no ser vistos.

En algunos casos, los gatos salen a cazar ratones o lagartijas y traen las presas a casa como un regalo a sus humanos. Para ellos es como una especie de trofeo de un día de cacería exitoso y aunque sea desagradable ver el cuerpo desmembrado de otro animalito, hay que agradecérselo al gato, de lo contrario, se lo toman muy personal.

TAMBIÉN LEE: 5 increíbles ventajas de adoptar un gato mestizo

2. Duermen y mucho   

Quienes han estudiado el comportamiento de los felinos salvajes a menudo notan que estos animales duermen la misma cantidad de horas que los gatos y que, además, suelen estar más activos por la noche. Esto se debe a que en esos momentos su presa es más indefensa y hay menos probabilidades de encontrarse con depredadores.

(Foto: Pexels) 

3. Son territoriales

De acuerdo con un artículo de Muy Interesante, entre los animales domésticos, los gatos son probablemente los más territoriales, algo que también heredaron de los felinos salvajes.

Los mininos se sienten dueños del territorio que habitan y lo marcan con su aroma por medio de la orina o las feromonas de sus patas. Debido a ello, las peleas entre gatos, principalmente entre machos no castrados, pueden ser muy intensas, pues defienden su espacio con furia.

(Foto: Pexels) 

Los felinos salvajes también se caracterizan por ser animales solitarios y autosuficientes que no permiten que los intrusos se acerquen a su territorio.

4. Usan la cola para equilibrarse

El equilibrio y la agilidad de los gatos los hace criaturas únicas que pueden escabullirse fácilmente y es algo que también comparten con los felinos salvajes.

De hecho, ambas especies usan la cola como un elemento de comunicación y movimiento corporal. Es una extensión de la columna vertebral que usan para mantener el equilibrio al caminar, saltar y moverse en general.

(Foto: Pixabay) 

En resumen, la cola es clave para no caerse cuando se escurren en rincones aparentemente inaccesibles o cuando caminan en superficies complicadas.

5. Rascan para liberar estrés

Otro de los hábitos que los gatos heredaron de los felinos salvajes y que puede ser molesto para muchos dueños es que disfrutan arañar o rascar distintas superficies de la casa, como muebles, el colchón de la cama y alfombras.

Lo que pocos saben es que este comportamiento felino es un mecanismo de defensa contra el estrés, pues al rascar ciertas texturas, tanto los gatos como los felinos salvajes liberan la ansiedad acumulada. También puede ser una forma de manifestar descontento ante algunas situaciones.

(Fotos: Pixabay) 

Digamos que es una forma de liberar energía y hacer ejercicio, de ahí la importancia de tener rascadores y otras estaciones de juego que puedan arañar.

Ahora que ya conoces las similitudes entre los gatos y los felinos salvajes, podrás entender mejor el comportamiento de tu mascota y, sobre todo, no limitar sus instintos.

SIGUE LEYENDO: 7 curiosidades sobre la alimentación de los gatos 

(Con información de Muy Interesante, Mis Animales y El País)

Valora este artículo

¿Quieres hacer una corrección? Envia tu corrección

Lo + leído

Últimas noticias

El editor recomienda