Cookies
Este sitio web utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia. Aviso de privacidad
Vida sana
Soy mamá
Familia
Especialidades
Herramientas


© 2022 Todos los derechos reservados. Grupo La Silla Rota. PUBLICACIONES COMUNITARIAS S.A. de C.V.

5 cosas que le producen ansiedad a tu perro

Nunca es bonito ver a nuestras mascotas estresadas

ADRIÁN AGUIRREEne 24, 2020 
Tiempo de lectura: 4 mins.
Foto en portada: needpix.com

Lo + leído

Si tu perro siempre parece tener la cola entre las patas y evitar el contacto visual cuando intentas mirarlo, es probable que tenga un trastorno de ansiedad. Y no, el tuyo no es el único. Los perros experimentan ansiedad por varias razones y deberás tratarlo con seriedad, ya que algunos signos y síntomas manifestados por un lomito pueden ser indicadores de dolor.

Lo primero que tendrás que hacer será descartar problemas médicos. Si identificas que tu can está ansioso o estresado, lo recomendable será llevarlo al veterinario para estar seguro de que no sea algo más grave.

Si se determina que "Firulais" está bien físicamente, lo siguiente será evaluar cualquier cambio que hayas hecho que pueda estar causándole malestar a tu mascota y cambiar las situaciones que detectes que incomodan a tu mejor amigo para que pueda vivir a gusto en tu hogar.

Es importante que sepas que "estrés" y "ansiedad" no son lo mismo. El estrés es un sentimiento de tensión física o emocional que puede provenir de cualquier situación o pensamiento que haga que el afectado se sienta frustrado, furioso o nervioso. Por su parte, la ansiedad se caracteriza por una sensación de angustia leve o miedo y la aparición de aceleración del ritmo cardíaco y la respiración, sudoración o sensación de flojera.


Foto: pxfuel.com


Puedes leer: ¿Cómo identificar cuando un perro tiene ansiedad?

Aquí te dejamos 5 cosas que le producen ansiedad a tu mascota:

1) Disposición genética: Algunas razas de perros son más propensas a sentir ansiedad que otras. En general, las razas más inteligentes que suelen tener mucha energía son más proclives a padecerla. Si tu can es Bernese de la montaña, Basset Hound, Cocker Spaniel, Pastor Alemán, Dálmata, Pequinés o Husky Siberiano, hay posibilidades de que se sienta mal de vez en cuando.

2) Trauma pasado: Los canes pueden desarrollar miedos en cualquier momento, aunque sus fobias llegan cuando tienen entre 1 y 3 años. Si lo compraste (mejor adopta), es probable que no tenga traumas, ya que estará contigo desde su infancia y no presentará malas experiencias pasados, pero si adoptas a uno, es posible que haya sufrido abandono, maltratos o abuso.

En caso de que haya sido así, deberás determinar la causa para buscar el curso de tratamiento adecuado, ya que un trastorno de ansiedad puede afectar física y mentalmente al can. Los veterinarios y los entrenadores de perros podrán ayudarte a averiguarlo.


Foto: flickr.com


También te puede interesar: Tips para saber si tu perro tiene ansiedad y ayudarlo

3) Explosiones y ruidos fuertes: Algunos perros tienen más desarrollado el sentido del oído que otros, por lo que los cohetes pueden llegar a ponerlos ansiosos ya que escucharán el ruido más fuerte.

4) Socialización cuando eran pequeños: Si a un lomito lo privaron de contacto con los demás de su especie y/o de experiencias sociales o ambientales cuando era cachorro, hay probabilidades de que crezca temeroso de lo que sucede a su alrededor.

Esto también aplica con los pequeños que fueron separados muy tempranamente de su madre, ya que pueden desarrollar ansiedad social.

¿Qué implica esto? que no sabrán cómo comportarse frente a personas u animales.

5) Separación: Es bastante común. Los perros se apegan tanto a sus cuidadores que cuando los últimos se separan aunque sea por unos minutos, el can se vuelve loco ya que no le gusta estar solo. Puede ser que haya sufrido una mala vivencia cuando se encontraba por su cuenta o que debido a su edad, comience a presentar fallas cognitivas.

Cuando un perro tiene ansiedad por separación, podrá volverse destructivo de muebles y/o ladrar, gemir o aullar en exceso. 

Esto lo puedes arreglar sacándolo a pasear antes de irte y dale un juguete de peluche para que esté entretenido mientras no te encuentras.


Con información de earthpaws.ca, petcarerx.com, pethub.com, medlineplus.gov, sanitas.es

Valora este artículo

¿Quieres hacer una corrección? Envia tu corrección

Lo + leído

Últimas noticias

El editor recomienda