La Facultad de Medicina (FM) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), la Comisión Pontificia para América Latina y la Dimensión de educación y cultura de la Conferencia del Episcopado Mexicano se reunieron en el patio de San Damiaso para entregar y recibir una copia del códice De la Cruz-Badiano.

El códice De la Cruz-Badiano, explica el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), es considerado el texto más antiguo de medicina herbolaria escrito en el continente americano.

Foto: Cortesía

Dirección de FM se reúne en el Vaticano para recibir código De la Cruz-Badiano

El doctor y director de la Facultad de Medicina, Germán Fajardo Dolci, indicó que en un Centro Cultural del Siglo XVII que tiene la FACMED en la Ciudad de México, se guardan los archivos y se tienen reservadas varias salas museográficas para el tema, una en particular dedicada al códice De la Cruz-Badiano.

En ella se presentan las distintas plantas a que hace referencia el Herbolario –expuestas y conservadas en glicerina–, con el texto correspondiente, su respectiva traducción y comentario.

Dicha obra está compuesta por la copia íntegra del códice De la Cruz-Badiano, en papel algodón, que guarda exactamente los colores y estilo de la edición original, con la traducción al español del Sacerdote Católico, Ángel María Garibay, realizada en los años 60’s del siglo pasado y es considerada la mejor entre los especialistas.

Además, se añadieron 9 artículos que conforman un aparato crítico, con el objetivo de comprender el contexto, fin y vida del códice De la Cruz-Badiano. Entre éstos, se encuentra el artículo “La Biblioteca Apostólica Vaticana y la solicitud eclesial por el conocimiento”, de los Eclesiásticos Mexicanos:

  • Pbro. doctor Julián López Amozurrutia
  • Pbro. doctor Antonio Cano Castillo, ambos académicos de la Universidad Pontificia de México

El doctor y secretario de la Comisión Pontificia para América Latina de la Santa Sede, Rodrigo Guerra, agradeció este esfuerzo, tanto a la UNAM, como a la Dimensión de Pastoral Educativa y de Cultura.

Destacó que, en este momento de polarización en América Latina, los esfuerzos enseñan el camino para lograr puentes de comunicación, de cooperación real entre las distintas dimensiones y visiones de compleja historia.

Agregó que era un gran gusto que la UNAM, una de las universidades más grandes en el mundo, con más de doscientos cincuenta mil alumnos, se interesara en recuperar estos vestigios de la historia como el códice De la Cruz-Badiano que ayudan a entresacar los esfuerzos positivos de colaboración y fraternidad y que una institución de tal prestigio hiciera esta donación al Vaticano.

Al grupo de la UNAM, se añadió otro de médicos argentinos, así como el secretario general de la Conferencia del Episcopado de Argentina, Mons. Alberto Bochatey, Obispo Auxiliar De la Plata, en virtud de que fueron, junto con la Pontificia Academia para la Vida, co-organizadores de un Congreso de Ética Médica.