¿Por qué aparecen verrugas en adultos mayores? Las verrugas son lesiones benignas de la piel que pueden generar incomodidad en quien las padece debido a que resultan antiestéticas, sobre todo cuando aparecen en zonas como el rostro.

A medida que envejecemos es común notar que aparecen protuberancias en la piel, que inmediatamente confundimos con verrugas.

(Foto: Pixabay) 

Las verrugas son causadas por el Virus del Papiloma Humano (VPH) pero existen otro tipo de lesiones que se asemejan a éstas y que son las más comunes en las personas mayores: la queratosis seborreica.

Verrugas en adultos mayores

Las verrugas pueden aparecer a cualquier edad y se producen por el contacto directo con las lesiones o la presencia de ciertos tipos de VPH, no obstante, hay un tipo de verruga que es más común en la población mayor de 50 años. 

Notar que algunos adultos mayores tienen muchas verrugas es común, pero en la mayoría de los casos lo que padecen es una queratosis seborreica.

(Foto: Mayo Clinic) 

TAMBIÉN LEE: ¿Cómo actuar ante un golpe de calor en las personas mayores? 

Mayo Clinic explica que se trata de un crecimiento cutáneo común no canceroso que tiende a aumentar su número a medida que una persona envejece. Se parecen mucho a las verrugas debido a que son de color marrón, negro o marrón claro. Otras características son:

-Forma redonda u ovalada

-Aspecto característico de “pegada”

-Tamaño de hasta 2.5 centímetros

-Pueden causar comezón

Los crecimientos en la piel por queratosis seborreica también se ven escamosos y ligeramente elevados, afectando en mayor medida zonas como la cabeza, el cuello, el pecho y la espalda.

(Foto: Mejor con Salud) 

Causas de las verrugas en adultos mayores

A diferencia de las verrugas por VPH, este tipo de crecimientos no son contagiosos y no necesitan tratamiento, aunque es posible eliminarlos si afectan la imagen o si se irritan con el contacto con la piel.

No se sabe exactamente qué causa la queratosis seborreica, pero se sabe que pueden ser hereditarios en algunas familias, de manera que los genes tienen un papel importante.

Por lo general, existen más probabilidades de desarrollar queratosis seborreica a partir de los 50 años.

Tratamiento

Lo ideal es que, al detectar cambios en la piel, especialmente la aparición de protuberancias, acudamos de inmediato con el médico, pues solo un experto sabrá reconocer cuando se trata de verrugas, de queratosis seborreica o incluso otro tipo de lesiones.

(Foto: Pinterest) 

Es importante no frotar, rascar ni mucho menos intentar arrancar las lesiones de la piel, ya que se puede causar picazón, dolor y sangrado.

Existen opciones de tratamiento para la queratosis seborreica, como el congelamiento con nitrógeno líquido, el raspado de la superficie de la piel, quemar con corriente eléctrica, vaporizar con láser o aplicar una solución especial.

Ahora que ya conoces más sobre las verrugas en adultos mayores o mejor dicho, queratosis seborreica, es importante que vigiles cualquier protuberancia en tu piel, pues aunque no suele ser algo maligno, lo mejor es comprobarlo con ayuda de un experto. 

SIGUE LEYENDO: 9 síntomas que alertan síndrome del jubilado en mayores 

(Con información de WebConsultas y Mayo Clinic) 

Para aprender más de...¿Cuáles son los tipos de envejecimiento?

Vejez y envejecimiento:
El envejecimiento es el proceso que inicia desde el nacimiento y que concluye en la muerte, se caracteriza por una disminución gradual del funcionamiento adecuado del organismo. La vejez es la última etapa de la vida que comienza a partir de los 60 años y que forma parte del envejecimiento. ¿En qué tipo de envejecimiento estás?
Las etapas de la vida:
Las personas viven cuatro etapas del ciclo de vida referidas como “edades”. La primera edad comprende desde la infancia y hasta la juventud; la segunda se relaciona con la vida activa y reproductiva; la tercera se refiere a la época de retiro y por último, la cuarta edad se relaciona a la fase de una mayor dependencia y un deterioro acelerado.
Envejecimiento ideal:
En esta segunda etapa las personas tienen una completa capacidad funcional, es decir, no se les dificulta realizar las actividades de la vida diaria como caminar, comer, desplazarse, usar el sanitario, preparar comida, ir de compras o administrar dinero. Tampoco tienen enfermedades y presentan un buen estado físico.
Envejecimiento activo:
Las personas en este grupo ya presentan alguna enfermedad crónica y tienen algunos problemas para realizar alguna actividad cotidiana. Normalmente aquí se encuentran personas en la etapa de prevejez, que es de los 50 a los 64 años de edad.
Vejez:
Son personas que ya presentan más de una enfermedad crónica, su estado de salud es regular, tienen una leve incapacidad funcional aunque continúan independientes y tienen un ligero deterioro mental. Esta es la tercera edad que comprende de los 65 a 74 años.
Envejecimiento patológico:
Es la última etapa de la vida en la que las personas tienen enfermedades crónicas, un mal estado de salud, un deterioro mental considerable, tienen dificultad para realizar actividades de la vida diaria y dependen completamente de otros. A esta etapa se le denomina la cuarta edad e incluye a personas en edades de 75 en adelante.