Sus síntomas son parecidos a los de la artritis, sin embargo, este padecimiento en realidad es un trastorno óseo en el que los huesos crecen demasiado rápido. Es una enfermedad que se puede heredar y afecta en su mayoría a los adultos mayores. Se trata de la enfermedad de Paget.

Normalmente los huesos pasan por un proceso en el que se descomponen y vuelven a crecer, pero con dicha afección, esto ocurre de forma anormal. Con ésta, se produce una descomposición excesiva y un crecimiento óseo fuera de lo común.

Como los huesos crecen más rápido, se vuelven más grandes y más débiles de lo normal y por ello pueden sufrir deformaciones y fracturas con mucha facilidad. La osteítis deformante, como también se le conoce, afecta solo a uno o pocos huesos.

¿Qué síntomas tiene la enfermedad de Paget?

Aunque no se conoce con certeza cuál es la causa de esta enfermedad, se cree que en su desarrollo tienen que ver factores ambientales y familiares, ya que, si un pariente cercano la padece, es probable que otros miembros de la familia también.

(Foto: Freepik)

La condición es más frecuente en personas mayores y en gente con ascendencia europea. A veces es difícil saber que se padece la enfermedad porque puede no presentar síntomas y si lo hace, éstos son similares a los de la artritis.

Los síntomas de la enfermedad de Paget son:

  • Dolor: puede ocurrir por la enfermedad o por la artritis, que es una complicación del trastorno
  • Dolor de cabeza y pérdida de audición: puede ocurrir cuando el padecimiento afecta al cráneo o la columna vertebral
  • Aumento del tamaño de la cabeza, deformidad en una extremidad o curvatura de la columna en casos avanzados
  • Dolor en la cadera si afecta a la pelvis o el fémur
  • Daño en el cartílago de las articulaciones, lo que puede causar artritis

(Foto: Freepik)

Sin tratamiento, la enfermedad puede causar cáncer de huesos

La osteítis deformante empeora lentamente con el paso del tiempo, pero no se propaga a otros huesos. Es importante detectarla en etapas tempranas para disminuir el dolor, y detener o hacer más lento el progreso de la enfermedad.

El tratamiento incluye medicamentos y cirugías si hay complicaciones por el padecimiento como fracturas o desgaste de articulaciones.

Las complicaciones de la enfermedad son:

  • Artritis
  • Insuficiencia cardíaca
  • Cálculos renales
  • Problemas del sistema nervioso
  • Cáncer de hueso
  • Dientes flojos
  • Pérdida de la visión

El diagnóstico de la enfermedad casi siempre se hace por medio de rayos X y un examen físico del doctor.

SIGUE LEYENDO:

(Con información de Medline Plus)