La ciática es una de las principales dolencias conforme avanza la edad.  Es un dolor que da principalmente en la pierna o un hormigueo o entumecimiento que irradia de la espalda baja. Que atraviesa el glúteo y llega a la pierna. Por lo general afecta a sólo un lado del cuerpo.

Aunque puede llegar a ser grave y causar discapacidad laboral, la mayoría de los casos se resuelven con tratamientos no quirúrgicos, a excepción de los que ya causan una debilidad importante en la pierna u otras partes del cuerpo.

Aunque se puede presentar en cualquier edad, la ciática es más común en los adultos mayores. ¿A qué se debe esto?

¿Por qué la ciática ocurre con más frecuencia con la edad?

La ciática ocurre por la compresión del nervio ciático y que se asocia a una hernia de disco en la columna vertebral o un crecimiento excesivo óseo (espolón óseo) en las vértebras. Aunque es menos frecuente, en ocasiones un tumor puede causar la ciática o incluso una enfermedad como la diabetes, que daña los nervios.

(Foto: Freepik)

La ciática afecta más a los adultos mayores por diversas razones:

  • Cambios en la edad
  • Sedentarismo
  • Diabetes

Cambios en la edad

La primera son los cambios musculoesqueléticos relacionados a la edad, como las hernias de disco y los espolones óseos. Además, son más frecuentes los problemas con las articulaciones y el desgaste de los huesos, cosas que pueden contribuir a la ciática.

Sedentarismo

La segunda se debe a un factor relacionado con el estilo de vida. Pasar mucho tiempo sentado o tener un estilo de vida sedentario es un factor de riesgo para la ciática. Por lo general, se tiende a pasar más tiempo en reposo conforme avanza la edad. Por eso es importante realizar actividad física

(Foto: Freepik)

Diabetes

La tercera razón es la diabetes, cuyos casos aumentan conforme la edad. Según el INEGI, a nivel nacional, poco más de una cuarta parte de la población de 60 a 69 años (25.8%) tenía un diagnóstico de diabetes en 2020.  

Los hombres de 70 años y más son los que tienen el mayor índice de prevalencia de diabetes, con el 18.4%. Esta enfermedad puede afectar a los nervios y por lo tanto se considera un factor de riesgo para la ciática.

La ciática puede provocar pérdida de sensibilidad en la pierna

Aunque muchas personas se recuperan de la ciática sin recibir tratamiento, hay veces que se puede generar una afectación mayor a los nervios. Algunas de las complicaciones de la ciática son:

  • Pérdida de sensibilidad en la pierna afectada
  • Debilidad en la pierna afectada
  • Deterioro de la función intestinal o la vejiga

Para prevenir la ciática y proteger la espalda se recomienda hacer ejercicio con regularidad y sobre todo mantener una buena postura al estar sentado y parado.

SIGUE LEYENDO:

(Con información de Mayo Clinic)