Los problemas auditivos en las personas mayores de 65 años son una molestia frecuente que afecta la manera en que se comunican así como su calidad de vida. 

Existen múltiples causas que pueden explicar esta dificultad para oír, si quieres saber cuáles son sigue leyendo esta nota para enterarte. 

(foto: Freepik)

  

La principal causa: Presbiacusia

La NIDCD (National Institute on Deafness and Other Communication Disorders) informa que la pérdida de audición relacionada con la edad o presbiacusia es la causa más común en este grupo de edad. 

Esta condición ocurre por la degeneración de las células sensoriales del oído y afecta a ambos oídos de forma gradual, por lo que en muchas ocasiones las personas no se percatan. 

Algunos de los síntomas iniciales son: 

  • Dificultades en la percepción de sonidos agudos como el timbre del teléfono o de la puerta 
  • Dificultad para entender lo que se está diciendo en las conversaciones, en otras palabras, escucho pero no entiendo

Otros causantes

La presbiacusia no es la única causa que existe, algunas otras son: 

  • Impactación de cerumen o de algún cuerpo extraño
  • Infección del oído externo o interno 
  • Perforación de la membrana timpánica 
  • Otoesclerosis
  • Exposición a ruidos fuertes 
  • Tumor (neuroma acústico) 
  • Diabetes Mellitus 

Las dificultades para oír aumentan con la edad

De acuerdo con la U.S. Preventive Services Task Force, los problemas para oír son una molestia que aumenta conforme acumulamos años, ya que la edad es el principal factor de riesgo para presentar este tipo de problemas. 

Incluso un estudio realizado en los Estados Unidos encontró que hasta un 43% de las personas mayores de 70 años en los Estados Unidos reportan tener dificultades para oír.

Pero la edad no es el único factor de riesgo, también se han identificado algunos otros como: 

  • Haber estado expuesto a ruidos fuertes
  • Exposición previa a sustancias tóxicas para el oído como algunos tipos de solventes, metales o antibióticos
  • Infecciones recurrentes del oído interno 

(foto: Freepik)

Los problemas para oír conllevan otros problemas

La pérdida de audición en esta población es un problema que no se debe tomar a la ligera y requiere de atención.

Esto es debido a que si no se corrige puede provocar otras complicaciones y afectar la calidad de vida de la persona, la  U.S. Preventive Services Task Force informa que la pérdida auditiva se asocia con un mayor riesgo de: 

  • Caídas
  • Aislamiento social
  • Hospitalización 
  • Deterioro cognitivo 

¿Qué se puede hacer?

Si tú o un familiar tienen problemas para oír lo primero que se debe hacer es acudir con el médico.

En la mayoría de los casos el doctor probablemente recomiende utilizar prótesis auditivas (audífonos), sin embargo, esto dependerá de la causa y del criterio del médico tratante. 

(Con información de: U.S. Preventive Services Task Force y de NIDCD, National Institute on Deafness and Other Communication Disorders.)