El vértigo y los problemas del equilibrio son afecciones comunes que muchas veces se confunden pero que no se diagnostican ni se tratan de la misma forma. Pueden tener distintas causas y la más común, son los problemas en el oído.

Así lo asegura en entrevista con Sumédico el doctor Gonzalo Corvera, otorrinolaringólogo con especialidad en neurotología, quien menciona que para un diagnóstico correcto, lo primero es saber distinguir el vértigo de la falta de equilibrio

Diferencias entre vértigo y problemas de equilibrio 

Según el experto, el vértigo se refiere a la alucinación de movimiento en una persona. Hay una sensación de que se mueven las cosas o que giran.

(Foto: pexels)

Agrega que este movimiento puede ser de vaivén, pero la principal característica es que se percibe un movimiento cuando en realidad no lo hay.

Por su parte, los problemas de equilibrio ocurren cuando a una persona le cuesta trabajo mantener el equilibrio al caminar.

“Puede ser que se vaya de lado o puede tener inseguridad porque no siente firme el piso”, señala el especialista.

El también director del Instituto Mexicano de Otología y Neurotología S.C (IMON), destaca que el término mareo puede coincidir también con estos términos, pues se refiere a la sensación subjetiva de malestar que se puede sentir como un vacío en la cabeza o incluso con dolor en la cabeza y náusea. 

(Foto: Doctor Gonzalo Corvera)

Sin embargo, puntualiza que el mareo es la sensación más vaga de malestar que viene acompañando ya sea al vértigo o a los problemas de equilibrio o incluso, pueden venir los tres juntos. 

¿Cómo se relaciona el oído con el vértigo y el equilibrio

El doctor Corvera detalla que el oído es nuestro órgano de equilibrio y depende de 3 sistemas específicos.

El primero es el vestibular, que está en el oído y nos da información sobre la posición de la cabeza y los movimientos que hace.

También está el sistema visual, donde los ojos corroboran lo que el oído nos dice y es cuando se puede dar la sensación de vértigo y mareo, porque la información no coincide.

El otro sistema es el propioceptivo, que nos dice en qué posición están nuestros huesos y articulaciones, información que va por los nervios que suben por la columna y donde intervienen muchísimo la posición de las piernas y de los brazos, pero también del cuello y la cabeza.

(Foto: pexels)

Con la información de esos sistemas, el sistema nervioso central permite tener el sentido del equilibrio, de manera que una afección en cualquiera de ellos, puede derivar en síntomas de vértigo y falta de equilibrio

Existen muchos factores que pueden afectar estos sistemas, entre los que destacan:  

  • Enfermedades causadas por virus
  • Traumatismos 
  • Problemas en el metabolismo de los líquidos del oído interno
  • Vértigo postural paroxístico benigno, donde pedacitos de calcio se desprenden y se acumulan donde no deberían 
  • Tumores
  • Infecciones 
  • Enfermedades metabólicas y degenerativas 
  • Problemas visuales

Los problemas de vértigo y de equilibrio suelen ser mucho más frecuentes en personas de la tercera edad, señala el doctor Corvera.

De hecho, es una de las causas más frecuentes de consulta, pues “aproximadamente el 60 o 70% de las consultas en general de personas de mayor edad son por problemas de vértigo o de equilibrio”, detalla el experto.

¿Qué problemas generan el vértigo y la falta de equilibrio?

El otorrinolaringólogo explica que cuando no se tratan de forma oportuna estas molestias en personas de mayor edad, puede haber un mayor riesgo de caídas que a su vez llevan a otras complicaciones, como fracturas, coágulos y hasta neumonías, que pueden ser mortales.

(Foto: freepik) 

En el caso de las personas jóvenes, puede haber un daño permanente en el nervio, por lo que se pueden presentar problemas de equilibrio que empeoran con la edad. “Solo queda funcionando un oído, que en un principio no causa mayor problema, pero conforme se acumulan más años, se empiezan a notar las complicaciones”, dice el experto.

Por ello, es fundamental que al notar un problema de vértigo o falta de equilibrio, se acuda con un especialista en neurotología, aunque el doctor Corvera señala que los más común es ver a un médico general o internista, que debe de canalizar al paciente con los especialistas. 

“El problema que también vemos es que hay una tendencia a tratar todos los vértigos igual, con los mismos medicamentos, como si en todos los casos fuera por la misma causa, cuando no es así, por lo que se debe acudir con el experto en estos problemas”, recalca el otorrinolaringólogo.

Sobre el tratamiento, el doctor Corvera indicó que dependerá de cada caso y de la gravedad de las molestias. 

¿Cómo prevenir? 

El experto concluye recordando que el vértigo y los problemas de equilibrio se pueden prevenir y para ello es necesario mejorar el estilo de vida por que hay hábitos que predisponen a más problemas degenerativos de oído, como el fumar, tener colesterol alto, hipertensión y diabetes.

“Cuidar el peso también es algo que nos va a ayudar a prevenir este tipo de problemas, pero lo más importante es un diagnóstico oportuno, no se debe esperar demasiado tiempo desde que aparecen los primeros síntomas ni creer que solo ocurre en la vejez, el vértigo y la falta de equilibrio pueden afectar a cualquier edad, incluso a los niños”, concluye el doctor Corvera. 

Para aprender más de...Oídos tapados: 4 posibles causas y su tratamiento

Un problema común que tiene muchas causas:

Una gran cantidad de personas ha sentido las orejas tapadas. El buceo, los viajes en avión o la altura son algunas de las causas más frecuentes. En la mayoría de los casos, esta situación no representa un problema grave de salud, pero siempre es bueno saber lo que se puede hacer.
No te confíes… también puede haber problemas:

Afecciones como la disfunción de la trompa de Eustaquio (ETD), infección del oído medio, bloqueo de cerumen, diabetes o la Irritación química también pueden causar oídos tapados
1: Oído de nadador:

Mayo Clinic resalta que se trata de una infección en el conducto auditivo externo que va desde el tímpano hasta la parte externa de la cabeza. Suele ser resultado del agua que se queda en el oído después de nadar. Meter los dedos, cotonetes o algún otro objeto para intentar destapar el oído de nadador también puede provocar la afección, pues se daña la capa delgada de la piel que recubre el conducto auditivo.
¿Cómo lo puedes tratar?

Mantén los oídos secos y cuando salgas de bañarte o de nadar, inclina tu cabeza para que se drene el líquido que haya quedado. Si vas a nadar, usa tapones para oído o cubre tus orejas con tu gorra. Usar algodones cuando se utilicen aerosoles también funciona cuando te pintes el pelo
2: Acumulación de cera:

¿Recuerdas que te advertimos del uso de cotonetes? Bueno, pues la acumulación de cera se puede dar, precisamente, por eso. La Cleveland Clinic apunta que la acumulación y el bloqueo de cerumen generalmente ocurren cuando las personas usan elementos como cotonetes de algodón para intentar limpiarse los oídos. Esto solo empuja el cerumen más adentro y también puede lastimar el oído.
¿Qué puedes hacer?
No metas nada en tus oídos para limpiarlos. Utiliza sol hisopos de algodón solo en la parte externa de la oreja.
3: Cambio de presiones:

Esto se da por el fracaso de la trompa de Eustaquio para igualar y compensar el intercambio de presiones entre el oído medio y el ambiente
¿Qué puedes hacer para tratar el cambio de presiones?
Respirar por la boca, masticar chicle cuando está despegando el avión, bostezar y respirar profundo puede ayudar a que se vaya la sensación.
4: Resfriado común:

Es uno de los signos frecuentes del resfriado común. Tratando el resfriado se quita el síntoma. Si perdura, acude al médico