Hay algunos medicamentos que no se deben tomar con determinados alimentos y bebidas porque pueden causar una interacción medicamentosa. Te explicamos cuáles son. 

Si tomas uno o varios medicamentos debes conocer un concepto que en medicina se conoce como interacción medicamentosa. Un estudio del Lown Institute encontró que el 42% de los adultos mayores en Estados Unidos toman 5 o más medicamentos recetados al día. 

La interacciones de medicamentos puede afectar alguna de las medicinas que se ingieren, haciéndola menos efectiva, causando efectos secundarios inesperados o aumentando su potencia.  A veces la interacción puede causar graves daños a la salud. 

¿Qué alimentos y bebidas causan interacción con los medicamentos?

Hay tres tipos de interacciones medicamentosas

  1. Interacción de una medicina con otra medicina
  2. Interacción de medicina con alimentos o bebidas
  3. Interacción de medicinas con enfermedades subyacentes

(Foto: Especial)

La interacción medicamentosa con alimentos y bebidas puede retardar el funcionamiento, aumentarlo o desinhibirlo por completo. Estas interacciones suelen ocurrir con medicamentos recetados o de venta libre. 

Estos son algunos de los alimentos y bebidas que es mejor evitar cuando se tomen medicamentos recetados. Consulta a tu doctor y revisa las instrucciones de las medicinas.

Productos lácteos

Medicamentos antibióticos como la doxiciclina, la minociclina y la ciprofloxacina no se deben tomar con productos lácteos como la leche, el queso o el yogur ya que el calcio presente en estos productos afecta la absorción del antibiótico, lo que puede causar una disminución en su eficacia.  

Vegetales de hoja verde

Los medicamentos anticoagulantes como la warfarina o el coumadin y los alimentos que contienen vitamina K como la espinaca, el brócoli, la col o las acelgas o aceites vegetales con altas cantidades de vitamina K puede afectar el funcionamiento del medicamento. 

Se recomienda que consultes a tu médico antes de dejar de consumir estos alimentos y si lo haces, debes consumir cada vez la misma cantidad de ensalada y solo tres veces a la semana.

Alimentos con tiramina (carnes curadas y soya)

Los antidepresivos llamados inhibidores de la monoaminooxidasa puede tener interacciones medicamentosas peligrosas que aumenten la presión arterial con alimentos con grandes concentraciones de tiramina como las carnes ahumadas y curadas, los quesos curados, los alimentos fermentados, el vino tinto, cervezas de barril, productos de soya y plátanos verdes.

(Foto: Especial)

Toronja

El consumo de toronja o su jugo puede inhibir una enzima necesaria para el metabolismo de las estatinas. Lo que sucede es que el medicamento permanece en la sangre y se acumula, causando efectos secundarios como el dolor muscular. 

Plátanos y otros alimentos ricos en potasio

Si tomas medicamentos inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina (Capotem y Univasc) utilizados para reducir la presión arterial, es recomendable evitar alimentos ricos en potasio como plátanos, aguacate, jitomates y chabacanos deshidratados, ya que tu presión arterial puede aumentar drásticamente. 

Jugo de frutas

Si tomas medicamentos para la presión arterial, evita el jugo de toronja. Si tomas betabloqueantes como Tenormin o Tekturna, tomar jugo de manzana o de naranja puede disminuir su funcionamiento. Si tomas Allegra, un antihistamínico, mejor evitar consumir jugo de manzana, toronja o naranja.

Alimentos ricos en fibra

El consumo de harina de soya, nueces y otros alimentos ricos en fibra pueden afectar la eficacia de la levotiroxina y la digoxina ya que afectan la absorción de las medicinas.  

Alcohol

El alcohol puede hacer que algunos medicamentos sean menos efectivos o incluso se tornen inactivos. Combinar alcohol con medicamentos puede causar otros efectos secundarios, como náuseas, desmayos y pérdida de la coordinación, sangrado interno, problemas cardíacos y dificultades para respirar.

Se recomienda que consultes a tu doctor cuáles son los alimentos y bebidas que es mejor no consumir con el consumo de ciertos medicamentos y bebidas. Como consejo general, puedes ingerir estos alimentos o bebidas 4 horas antes o después de tu medicina. 

SIGUE LEYENDO:

(Con información de AARP, FDA, NIH)