Cookies
Este sitio web utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia. Aviso de privacidad
Vida sana
Pareja & sexo
Soy mamá
Familia
Especialidades
Herramientas


© 2022 Todos los derechos reservados. Grupo La Silla Rota. PUBLICACIONES COMUNITARIAS S.A. de C.V.

Diabetes en el embarazo eleva riesgo de defectos congénitos

El 3 de marzo es el Día Mundial de los Defectos de Nacimiento, que se presentan en 3% de los bebés del mundo

MARILUZ ROLDÁN VERAMar 02, 2019 
Tiempo de lectura: 5 mins.

Lo + leído


Si la mujer no sabe que tiene diabetes o presenta un descontrol de los niveles de glucosa durante el primer trimestre del embarazo aumenta el riesgo de que el bebé nazca con una cardiopatía, que es una malformación congénita que se puede prevenir, explica Mónica Aguinaga, jefa del Departamento de Genética y Genómica Humana del Instituto Nacional de Perinatología “Isidro Espinosa de los Reyes” (INPer).





En entrevista con Su Médico con motivo del Día Mundial de los Defectos de Nacimiento que se conmemora el 3 de marzo, la especialista indica que a nivel mundial entre 2% y 3% de los bebés presentan un problema de este tipo.





Defecto congénito se define como un problema en la estructura de un bebé, que se adquiere durante la etapa prenatal y se presenta en el nacimiento, los más comunes son las malformaciones.





Te recomendamos: Analgésicos causan defectos congénitos





Ácido fólico previene defectos en tubo neural





La prevención es la clave para evitar defectos de nacimiento





La jefa del Departamento de Genética y Genómica Humana del INPer asegura que la mayoría de malformaciones son prevenibles, “si las pacientes se saben diabéticas es importante que no dejen su tratamiento cuando se embaracen y que acudan a una consulta antes para que el médico les asegure que están en las mejores condiciones”.





Comenta que también se recomienda que las embarazadas consuman ácido fólico, el cual ayuda  prevenir principalmente los defectos de tubo neural: espina bífida, mielomeningocele, anencefalia y encefalocele.





Aguinaga destaca que “los mexicanos tenemos una predisposición genética mayor que otras poblaciones a tener bebés con defectos de tubo neural, ésta no se puede cambiar, pero si puedo modificar el ambiente en el cual va a estar el bebé durante los primeros días del embarazo dando ácido fólico, lo importante es que la mujer lo tomara antes del embarazo".





La especialista explica que los defectos congénitos más graves son las cardiopatías y los de tubo neural, pero existen tratamientos para corregir el problema y que los bebés puedan desarrollarse y tener una vida normal.






Valora este artículo

¿Quieres hacer una corrección? Envia tu corrección

Lo + leído

Últimas noticias

El editor recomienda