La mortalidad infantil se ha incrementado en Estados Unidos debido a que los menores cada vez se están llevando pilas a la boca, revela una publicación de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

Estas piezas de metal, que le dan “vida” a sus juguetes, están poniendo en riesgo la de los menores y durante el periodo entre 2010 y 2019 se vieron más casos de hospitalización por dicha causa que entre 1990 y 2009.

Consumo de pilas contribuye en la mortalidad infantil: ¿Qué tal cuidas a tus hijos?

México no está exento de la mortalidad infantil. De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) durante el 2020 se registraron 28,549 decesos en personas menores de 15 años: 16,191 hombres y 12,358 mujeres.

El 46.7% (506,723) de las muertes registradas tuvieron lugar en las casas.

INEGI apunta que las causas de mortalidad infantil en México durante 2020 en personas menores de 15 años fueron:

  • Ciertas afecciones originadas en el período perinatal: 10,136 decesos (<1)
  • Accidentes: 726 fallecimientos (1-4 años)
  • Tumores malignos: 432 muertes (5-9 años)

Al no ser intencional el consumo de pilas en la población pediátrica (que se sepa), los envenenamientos por ingerir estos elementos pueden entrar en el rubro de accidentes.

Los CDC indican que resulta preocupante la ingesta de pilas de botón, que son las que tienen el tamaño de una moneda (=20 mm de diámetro). Estas pueden quedarse en el esófago y ocasionar complicaciones severas, incluyendo la muerte.

“Entre 1997 y 2010, aproximadamente 40,400 menores de 13 años fueron atendidos en los departamentos de emergencia por lesiones asociadas con baterías, incluida la ingestión confirmada o posible”, apuntan los CDC.

En palabras de los centros, casi las tres cuartas partes de las lesiones involucraron a niños de menos de 4 años; 10% requirió hospitalización.

El tipo de batería se informó en el 69 % de los casos y, de ellos, las pilas de botón estuvieron implicadas en el 58%.

“Se identificaron 14 lesiones mortales en niños de edades comprendidas entre los 7 meses y los 3 años durante 1995-2010. El tipo de pila se informó en 12 de estos casos; todas involucrando las pilas de botón”, detallan los CDC.