Los expertos aseguran que existen algunas recomendaciones para evitar la aparición del dolor incluso en personas mayores, que también podrían ser útiles para ayudar a combatirlo en caso de que ya esté presente en tu vida.

(foto: freepik)

Evitar que el cuerpo duela con la edad es posible

El Instituto Nacional de Salud Pública, reportó que en México, aproximadamente el 41.5% de los adultos mayores de 50 años, había padecido algún tipo de dolor; y de hecho, a mayor edad, más prevalente era el dolor.

De forma común se ha considerado como algo común que los adultos mayores sufran de algún tipo de dolor principalmente del tipo crónico (dolor de más de 3 meses de duración), los expertos aseguran que no debe ser así, y que incluso debe evitarse.

Según indican, el dolor no es una condición con la que se deba vivir, ni a lo que una persona esté condenada, ni siquiera por la edad, y por lo tanto existen acciones que deben y pueden tomarse para prevenir su aparición y evitar dolencias corporales, incluso si se envejece.

(foto: freepik)

Estos son los consejos para evitar y aliviar el dolor

Los expertos indican que para evitar el dolor, o para tratarlo, incluso las cosas que se realizan en la vida cotidiana tienen mucho qué ver, y de hecho se trata del factor más determinante para poder combatir los malestares físicos que puedan ocurrir. 

De hecho, según las recomendaciones de los expertos, para disminuir las dolencias corporales o evitar que aparezcan, principalmente en los adultos mayores o conforme avanzamos en la edad, lo más importante es mantener un estilo de vida sano.

Para poder lograr vivir sin dolor y/o evitar así las “dolencias” típicas que podrían ocurrir a la tercera edad, es muy importante que sigas los siguientes consejos:

  • Reduce los niveles de estrés practicando técnicas de meditación o de respiración, que puedan ayudarte a relajarte. También se recomienda evitar las situaciones o eventos que generen estrés.
  • Realiza actividad física frecuente. No es necesario que realices actividad física intensa si no te es posible, debe ser siempre adecuada a tus necesidades.
  • Procura tener una dieta saludable y balanceada, procurando consumir alimentos poco procesados, sin azúcares o grasas añadidas, y lo más naturales posibles.
  • Intenta dormir bien y suficiente.
  • Evita fumar o tomar alcohol.
  • Mantén un peso saludable, así evitarás que el sobrepeso afecte tus rodillas o pies. 
  • Sigue las recomendaciones de los médicos respecto a los medicamentos si es que estás bajo un tratamiento.
  • Acude a terapia psicológica si es necesario.
  • Las terapias con frío y/o calor también pueden ser efectivas para tratar el dolor que ya se ha instalado en tu cuerpo.

(foto: freepik)

¿Cómo afecta el dolor y por qué es importante evitarlo?

La razón por la cual los expertos aseguran que es necesario evitar la aparición del dolor, se debe a que este puede llegar a afectar la calidad de vida de la persona que lo padece.

Aunque la forma en que afecta la vida y el bienestar de una persona puede depender de la intensidad y la duración del dolor, se ha visto que en general, sufrir de dolor puede afectar muchos aspectos de su vida, como:

  • Lo psicológico, ya que puede aumentar el estrés, la frustración y reduce la motivación.
  • También hay daños físicos, e incluso puede hacer que exista más fatiga.
  • Puede hacer que las personas se aislen, por lo que se generan daños sociales.
  • Existen daños en la salud mental y la emocional, lo que también puede afectar el comportamiento de las personas.
  • Puede alterar el sueño, empeorando su calidad o el tiempo que se duerme.

(Con información de: Middlesex Health, Instituto Nacional de Salud Pública, Infosalus. )