Los amigos son una parte fundamental de la vida, ya que le brindan significado, felicidad, apoyo emocional, satisfacción y además ayudan a reducir los sentimientos de soledad. 

Asimismo, mantener conexiones sociales puede incrementar tu esperanza de vida y reducir el riesgo de problemas mentales y físicos, incluyendo la depresión y la hipertensión arterial. 

Sin embargo, hay algunas amistades que fallan en brindar dichos efectos positivos porque tienen comportamientos tóxicos. El primer signo de una amistad tóxica es que te agotan mentalmente y te hunden más de lo que te fortalecen. 

Las amistades tóxicas pueden ser más difíciles de reconocer que las relaciones tóxicas. Por eso, te enseñamos algunas señales que indican que estás viviendo en una mala amistad

5 señales infalibles de que tienes una amistad tóxica  

Nunca te piden perdón si te tratan mal

Todos tenemos días buenos y malos y en esos días malos a veces podemos tener mala cara y estar de mal humor con todos los que nos rodean. Pero una buena amistad es la que sabe reconocer cuando te hizo sentir mal y te pide disculpas.

(Foto:Especial)

En cambio un amigo tóxico nunca te pedirá disculpas, además de que sus malos comportamientos serán repetitivos y constantes. 

Te hacen sentir mal

Es común que en las amistades haya bromas ligeras y pesadas y a veces un poco de burla, pero siempre en un contexto donde ambos se ríen y ninguno la pasa mal. En cambio, en una amistad tóxica, tu supuesto amigo te degrada y te hace sentir miserable o incluso llega a insultarte. 

No sabe guardar tus secretos

Cuando le cuentas algo a tu amigo en confidencia y al día siguiente muchas personas se enteran de los detalles, es una muy mala señal de una amistad tóxica. Si constantemente tu amigo se la pasa traicionando tu confianza, eso no una amstad sana. 

Se enoja si no le cuentas todos tus secretos

Una cosa es tener confianza para contarse lo que sea y otra es que tu amigo te empiece a exigir que le platiques todo, además de que se enoja si se entera que no le comentaste algo. Una amistad sana no irrumpe en tu privacidad

(Foto: Especial)

Exige tu atención pero no te da lo mismo

Un amigo tóxico es el que siempre demanda tu atención y te pide que estés disponible para él cada que lo necesites pero cuando tu necesitas su apoyo, nunca aparece y pocas veces o nunca te ofrece su ayuda.

Una amistad sana se debe construir 

Una amistad sana es aquella que brinda amor, felicidad, apoyo y en la que ambas personas tienen expectativas similares y los valores de cada uno son parecidos y se respetan

Si sientes que estás en una relación de amistad tóxica podrías beneficiarte de plantearte primero qué es lo que tú buscas de una amistad y si tus expectativas son razonables. 

También te puede servir comunicar tus expectativas y tus disgustos a tus amigos y tratar de tener una conversación honesta sobre lo que cada uno espera y necesita de la amistad

SIGUE LEYENDO:

(Con información de Healthline)