Un equipo de científicos del Massachusetts Institute of Technology (MIT) creó un modelo de inteligencia artificial capaz de detectar la enfermedad de Parkinson por medio del análisis de los patrones de respiración de las personas.

El avance tecnológico representa una esperanza para mejorar las formas de diagnóstico de la enfermedad neurodegenerativa de la que, hasta la fecha, no existe ningún examen específico para su detección temprana.

El Parkinson es una enfermedad progresiva del sistema nervioso. Los síntomas pueden ser diferentes para cada persona y al principio pueden pasar desapercibidos. Los signos son los temblores, la lentitud de movimiento, la rigidez muscular, cambios en el habla y pérdida de los movimientos automáticos.

Según un informe de la OMS/OPS, la prevalencia de la enfermedad es de 100 y 200 por cada 100 mil habitantes en el mundo. Las tasas más altas se encuentran en las personas caucásicas de Europa y América del Norte, tasas intermedias para asiáticos en China y Japón y las tasas más bajas para las personas de raza negra en África.

El dispositivo es capaz de detectar el nivel de gravedad

El hallazgo tecnológico fue presentado en la revista Nature y se describe como un conjunto de algoritmos que asemejan una red neuronal que imita el funcionamiento del cerebro humano y que es capaz de analizar los patrones de respiración nocturna de una persona para dictaminar si podría padecer Parkinson o no.

(Foto: Unsplash)

El dispositivo de inteligencia artificial puede realizar el diagnóstico y además identificar el estado de gravedad y el grado de progresión de la enfermedad. El aparato se ve como un enrutador de Wifi que emite señales de radio y analiza la respiración de una manera no invasiva.

A diferencia de otros métodos de detección que se han intentado emplear con el tiempo pero que son invasivos, complejos y costosos, éste se puede realizar en casa por las noches.

Inteligencia artificial da esperanza de mejor atención a pacientes con Parkinson

El dispositivo de inteligencia artificial ayuda a hacer un diagnóstico temprano de la enfermedad, ya que la evidencia apunta a que los cambios respiratorios se manifiestan antes que los motores. La red neuronal fue probada en 7, 687 personas incluyendo 757 personas con Parkinson.

(Foto: Freepik)

Patrocinada por los Institutos Nacionales de Salud, la Fundación Nacional de Ciencias y la Fundación Michael J. Fox, la investigación contó con la participación de la Universidad de Rochester, Mayo Clinic y el Hospital General de Massachusetts y fue dirigida por Dina Katabi y Nicole Pham.

 El avance tecnológico podría contribuir al desarrollo de nuevos tratamientos y una mejor atención clínica de la enfermedad, al acelerar el diagnóstico y el tiempo de respuesta. 

SIGUE LEYENDO:

(Con información de Business Insider)