Tras una investigación de 13 años finalmente el doctor David Sinclair y sus colegas lograron responder a la pregunta de qué impulsa el envejecimiento. 

En un estudio publicado en la revista especializada Cell, el doctor Sinclair, profesor de genética y co-director del Centro Paul F. Glenn de Investigación sobre la Biología del Envejecimiento de la Facultad de Medicina de Harvard, describió una manera de acelerar o invertir el envejecimiento.

Los científicos que han estudiado el envejecimiento han debatido sobre lo que impulsa el proceso de senescencia en las células y se centran principalmente en las mutaciones del ADN, que con  el tiempo, pueden alterar el funcionamiento normal de una célula y desencadenar el proceso de muerte celular.

Científicos de Harvard lograron envejecer y luego rejuvencer a ratones ¿encontraron la fuente de la eterna juventud?

Sin embargo, esta teoría no estaba respaldada por el hecho de que las células de las personas mayores no suelen estar plagadas de mutaciones y que las personas que tienen una mayor cantidad de células mutadas no envejecen prematuramente al parecer. 

(Foto: Especial)

Es por lo que Sinclair se enfocó en otra parte del genoma, que es el epigenoma, el cual permite distinguir las células entre sí, por ejemplo las células de la piel de las células del cerebro y lo hace al mandar diferentes instrucciones para diferentes células.  

En el estudio de Sinclair se reportó que su equipo no solo logró acelerar el envejecimiento en ratones sino que también logró revertir los efectos de ese envejecimiento y restaurar algunos de los signos biológicos de la juventud en los animales. 

Con estos logros, Sinclair logró demostrar un punto a su favor de que lo que principalmente provoca el envejecimiento no es la mutación de las células sino errores en las instrucciones epigenéticas que se desajustan. 

Por eso mismo, él experto de Harvard proponen que el envejecimiento es el resultado de la pérdida de instrucciones críticas del epigenoma que las células necesitan para seguir funcionando. A esto se le denomina la Teoría de Información del Envejecimiento

El envejecimiento subyace en la información que se pierde en las células, no sólo en la acumulación de daños. Es un cambio de paradigma en la forma de concebir el envejecimiento

 

¿Cómo se logró probar esa teoría del envejecimiento? En los laboratorios, los científicos desarrollaron una forma de reiniciar las células para reiniciar las instrucciones epigenéticas para borrar las señales que llevan a las células al envejecimiento

Se imitaron los efectos del envejecimiento del epigenoma introduciendo rotura en el ADN de ratones jóvenes y una vez envejecidos, el equipo de Sinclair observó que los ratones empezaban a mostrar signos de vejez como canas, menor peso corporal, menor actividad y mayor fragilidad.

(Foto: Especial)

Para rejuvenecer a los ratones, lo que se hizo fue reiniciar los cambios epigenéticos con ayuda de los factores de las células madre de Yamanaka, un grupo de cuatro genes que pueden retroceder las células adultas a su estado embrionario. 

En 2020, Sinclair informó de que, en ratones, el proceso restablecía la visión en animales viejos; los resultados actuales demuestran que el sistema puede aplicarse no sólo a un tejido u órgano, sino a todo el animal. 

El objetivo de esta investigación es que se puedan revertir enfermedades que se dan por el envejecimiento como algunas enfermedades de la visión, enfermedades crónicas e incluso el Alzheimer.

SIGUE LEYENDO:

(Con información de Time)