Cookies
Este sitio web utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia. Aviso de privacidad
Vida sana
Soy mamá
Familia
Especialidades
Herramientas


© 2022 Todos los derechos reservados. Grupo La Silla Rota. PUBLICACIONES COMUNITARIAS S.A. de C.V.

5 claves para superar una relación tóxica

Muchas personas viven en relaciones tóxicas de pareja pero no las abandonan por el miedo a no encontrar nada después de ellas.

ADRIÁN AGUIRREAbr 16, 2022 
Tiempo de lectura: 5 mins.

Lo + leído

Estar en relaciones tóxicas de pareja puede causar daños emocionales y mentales como depresión y ansiedad. De acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), la violencia íntima de pareja es el abuso o violencia que se da en una relación amorosa. Este maltrato físico o psicológico puede variar en cuanto a la frecuencia en la que ocurre y la gravedad de esta.

Por ello, es importante conocer las maneras de superar las relaciones tóxicas de pareja. Aquí te decimos 5 acciones para hacerlo.

Más de 38 millones de varones han sufrido agresión psicológica por parte de alguna pareja íntima en su vida

5 formas de superar las relaciones tóxicas de pareja

Los CDC informan que hay 4 tipos de violencia en las relaciones tóxicas de pareja:

  • agresiones psicológicas: cuando la mujer o el hombre usan la comunicación verbal y no verbal para dañar emocional o mentalmente a la pareja y ejercer un control sobre esta
  • violencia física: seguramente has conocido a mujeres que golpean a sus parejas y viceversa. Los CDC apuntan que la violencia física es cuando una parte de la pareja lastima o intenta lastimar al otro integrante pateándola, golpeándola o utilizando otro tipo de fuerza física.
  • acecho: patrón de contacto y atención repetidos e indeseados por parte de una pareja que provoca miedo o preocupación por la propia seguridad o el bienestar de alguien cercano al hombre o la mujer que lo sufre.
  • violencia sexual: cuando la mujer o el hombre intenta obligar o consigue obligar a la otra parte a participar en un acto sexual, evento no físico (sexting, por ejemplo) o contacto cuando la pareja no puede dar su consentimiento o se niega a darlo.

¿Has estado en una relación así? Muchas personas viven en relaciones tóxicas de pareja pero no las abandonan por el miedo a no encontrar nada después de ellas o porque prefieren estar con esa persona a estar solteras.

De acuerdo con los CDC, más de 38 millones de varones han sufrido agresión psicológica por parte de alguna pareja íntima en su vida. En el caso de las mujeres han sido más de 43 millones.

Para saber más de...6 señales de que sufres miedo al rechazo

El rechazo:
Es verdad que a nadie le gusta ser rechazado porque es vergonzoso y doloroso; también es cierto que ser rechazado está fuera de nuestro control. Sin embargo, hay una diferencia enorme entre el disgusto que provoca el rechazo a sentirse completamente devastado por eso. ¿Te identificas con alguna de estas señales?
Exageras tus reacciones:
Piensa en ocasiones de rechazo que hayas tenido y trata de recordar si reaccionaste de forma exagerada; por ejemplo, tiendes a sentir rechazo en situaciones ambiguas, haces de un pequeño problema algo monumental o creas escenarios de rechazo en tu cabeza aun cuando nada en tu entorno lo incite.
Te cuesta trabajo superar cosas:
Cuando sufres un rechazo o un fracaso en el ámbito que sea, repasas los momentos sufridos obsesivamente una y otra vez hasta caer en una espiral que te jala hacia un lugar oscuro. En psicología, eso se llama rumiación, además de la obsesión, las personas se concentran en los síntomas de su malestar en vez de buscar soluciones a sus problemas.
Reaccionas con ira:
Durante una situación de rechazo, la ira funciona como un mecanismo de defensa para combatir el miedo o intentar superarlo. La ira provoca que te centres en la otra persona y que dejes de lado tus luchas internas, lo cual puede provocar que nunca las resuelvas; además la ira puede llevar a la violencia, ya sea contra los otros o contra uno mismo.
Te proteges de los juicios
Las personas sensibles al rechazo, sin pensarlo se protegen de ser juzgadas y se retraen socialmente o son extremadamente atentas y cariñosas con los demás. También luchan contra el sentimiento de soledad que provoca sentirse rechazado y juzgado, lo que provoca que tengan problemas para relacionarse con los demás por miedo a mostrar su verdadero yo.
Aunque algunas personas actúan como si no les importara lo que piensan los demás, muchas veces esto es una fachada para disimular el hecho de que no quieren ser juzgados ni rechazados, entonces fingen que no les importa o ocultan su dolor. Lo malo es que el dolor no puede ser contenido y termina saliendo en forma de depresión, ansiedad o actuar a la defensiva con los demás.
Ser extremadamente autosuficiente:
Las personas así no sienten miedo al rechazo, lo cual en sí mismo es producto de evitarlo a toda costa. Esto también es un mecanismo de defensa que a la larga provoca una sensación de soledad emocional aunque a menudo es difícil detectarla porque están más conscientes del aburrimiento o la inquietud que sienten.
¿Qué puedes hacer?
Lo primero es reconocer si te identificas con alguno de estos rasgos y de ser así, deberás tratar de buscar ejemplos de rechazo en tu vida; también considera si hay circunstancias que provocan esa sensibilidad y reflexiona sobre el origen del miedo y la expectativa de ser rechazado constantemente.

Estas son 5 formas de superar las relaciones tóxicas de pareja:

1: Gestiona tus emociones: puede ser difícil no explotar al tratar de superar las relaciones tóxicas de pareja y todas las personas reaccionan de una manera diferente. Puede ser que sientas tristeza, desesperación, alivio o libertad, pero es importante que sepas que tus sentimientos son válidos y que debes permitirte sentir, sin dejar que te juzguen o juzgarte a ti mismo/a.

2: Abandona la culpa: muchas personas suelen sentir culpa cuando logran abandonar las relaciones tóxicas de pareja. No te juzgues por lo que hiciste y da gracias por estar en una posición distinta. Eres un/una sobreviviente y puedes obtener lecciones muy valiosas de lo que viviste.

3: Trabaja para sanar las raíces que te llevaron a esa relación tóxica: muchas mujeres y hombres no se dan cuenta, pero siempre eligen a un cierto tipo de parejas que son nocivas para su bienestar. Esto puede ser por heridas vividas en la infancia o carencias emocionales. ¿Siempre eliges al “chico malo” y mandas a la “zona de amigos” a la persona que te trata bien? Ese es un escenario muy común, aunque sabes que después estarás en relaciones tóxicas de pareja.

Contar con un acompañamiento psicológico es importante para trabajar en la raíz que te lleva a siempre elegir lo mismo y cambiarla para tu bien.

4: Vete reconstruyendo paso a paso: Una vez fuera de las relaciones tóxicas de pareja, toma tiempo para sanarte a ti mismo/a y ve a tu ritmo. Puedes aprovechar tu nueva libertad para hacer cosas que te gustan y que habías dejado de hacer por la relación u otros motivos. Retoma hobbies, ve a lugares que te gustaba frecuentar y poco a poco ve realizando actividades que disfrutabas hacer.

5: Construye (y recupera) redes de apoyo: Es fundamental reconectar con las personas más cercanas, que te quieren y apoyan. Muchas personas se alejan de su entorno de apoyo porque la otra persona se los pide, pero ahora que ya no estás en esa relación, el apoyo de tu entorno será fundamental para recuperarte.

Valora este artículo

¿Quieres hacer una corrección? Envia tu corrección

Lo + leído

Últimas noticias

El editor recomienda