El que ómicron sea más contagiosa ha hecho que la gente se pregunte si puede afectar en mayor o menor medida a las personas. ¿Es un “covidcito” que se puede tratar con pomadas o se trata de un peligro mayor? Para responder esta pregunta y dar a conocer las maneras en la que nos podemos cuidar de dicha variante de coronavirus, tres especialistas en medicina pediátrica se reunieron de manera virtual y dieron una serie de recomendaciones.

¿Qué se puede hacer para combatir a una cepa más contagiosa que las demás?, ¿Seguirán funcionando las medidas preventivas del pasado? Esto es lo que explican.

¿Cómo cuidarnos de ómicron?: Vacunar a todas las personas, un paso importante

El doctor y médico especialista en inmunología clínica y alergia pediátrica, Jorge Macías, recordó que la mejor manera de protegernos del virus es con las medidas de prevención ya conocidas, como uso de cubrebocas, lavado constante de manos, sana distancia y la vacunación.

“Las vacunas son una herramienta de prevención primaria que disminuye la gravedad y mortalidad por el virus, además de que disminuyen el tiempo de replicación viral. Sin embargo, algo que quiero dejar en claro, es que no evitan la infección, por lo que las personas se deben seguir cuidando contra ómicron y otras variantes, independientemente de su estado de vacunación”, señaló el experto.

En ese sentido, la doctora, infectóloga pediatra e investigadora extramuros del Instituto Nacional de Pediatría, Patricia Ramírez, abordó el tema del aumento de hospitalizaciones pediátricas por ómicron en los Estados Unidos, y detalló que la primera exposición al virus fue lo que llevó a estos menores a requerir atención hospitalaria.

“Dicho incremento fue debido a que fue la primera vez que se su sistema inmune estaba expuesta a este virus y no se encontraban vacunados contra el coronavirus. Depende también de la edad, pues como no en todos los países se ha empezado a vacunar a pequeños de menor edad, aquellos inferiores a los cuatro años pueden tener un sistema inmunológico inmaduro”, explicó la doctora Ramírez al ser cuestionada por Sumédico.

Para aprender más de...Los trastornos de sueño más comunes explicados:

Insomnio:
Es uno de los trastornos más comunes. Se define como la dificultad para conciliar o mantener el sueño y una sensación de sueño no reparador aunque las condiciones sean óptimas para el descanso. Provoca fatiga y somnolencia durante el día.
Síndrome de apnea obstructiva del sueño:
Se refiere a episodios frecuentes en donde se bloquean total o parcialmente las vías respiratorias superiores durante el sueño por 10 segundos o más. Esto provoca fragmentación de sueño ocasionado por despertares breves, ronquidos fuertes y somnolencia durante el día.
Narcolepsia:
Se caracteriza por somnolencia diurna excesiva con ataques de sueño incontrolables, cataplexia, que es la relajación y debilitamiento súbito de los músculos, alucinaciones que aparecen durante el sueño o la vigilia y la parálisis del sueño.
Síndrome de sueño insuficiente:
Aquí ocurre que un individuo no obtiene la cantidad o calidad suficiente de sueño de manera frecuente necesarios para mantener un estado de alerta durante el día.
Este trastorno es causado por factores extrínsecos, es decir por factores del ambiente.
Es más común en niños que adultos y se caracteriza por episodios de comportamientos y conductas complejos que ocurren durante el sueño y que se realizan de manera inconsciente aunque con los ojos abiertos. La duración varía de segundos y hasta media hora. Es inducido por factores externos como estrés, ansiedad o alcoholismo.
Terrores nocturnos:
Se caracteriza por una excitación repentina con una manifestación de terror y pánico, acompañados de movimientos bruscos, miedo intenso, gritos penetrantes, incremento de la frecuencia cardíaca y respiratoria, sudoración y dilatación de las pupilas.
Parálisis del sueño:
Se refiere a la incapacidad de realizar movimientos voluntarios al inicio, durante o al despertar del sueño. Durante la parálisis se conserva la conciencia y la memoria pero no es posible hablar o emitir sonidos ni moverse. Los episodios pueden durar segundos o minutos y se pueden aliviar con el tacto de otra persona.

Cuidar el entorno, fundamental para prevenir el coronavirus

En palabras del alergólogo e infectólogo pediatra, director general de Asistencia Pediátrica Integral (API), Gerardo López, lo mejor que se puede hacer en tiempos de incertidumbre para evitar el padecimiento es mantener un sistema inmune fuerte y saludable, ya que este será la principal defensa contra las enfermedades, ya sea el coronavirus, la influenza o cualquier otro virus.

“El cuidado debe empezar desde antes del contagio. Existe una cuestión importante llamada ‘programación inmunológica temprana’, que nos indica que la salud del planeta influye en la salud del humano. Factores como la contaminación, la degradación ambiental, el cambio climático, la pobreza, la educación, el estrés social, la luz del día, el sueño, las vitaminas, el tabaco, los antibióticos y la actividad física pueden influir en nuestro bienestar”, mencionó el doctor López.

¿A qué se refiere con que los cuidados deben empezar desde antes del contagio? El especialista apunta que es conocido que la obesidad, el sobrepeso y el tabaquismo, entre otras afecciones de salud pueden incrementar la severidad del padecimiento cuando la persona se infecta, por lo que es primordial llevar un estilo de vida saludable y evitar dichas afecciones, pues si bien no existe nada que pueda inhibir al coronavirus y a sus variantes, sí hay factores que nos permiten estar en mejores posiciones para luchar contra el virus.

Por ello, la sugerencia que se da a las personas es que tengan una dieta equilibrada, descansen bien, eviten el tabaco y alcohol y realicen actividad física por un periodo de 30 minutos o más al día, pues dichas acciones son esenciales para poder enfrentar al SARS-CoV-2 y a ómicron.

Las recomendaciones de los especialistas ante ómicron

  • Evitar espacios concurridos
  • Usar cubrebocas en espacios cerrados y con mala ventilación
  • Lavado frecuente de manos
  • Sana distancia
  • Cancelación de eventos masivos o reducción del aforo para que no exista hacinamiento

El doctor Gerardo López agrega que otra recomendación que se tiene contra ómicron y otras variantes del coronaviruses añadir al tratamiento integral un inmunomodulador, con la finalidad de brindar una inmunidad protectora contra los agentes infecciosos como bacterias o virus, sobre todo en los menores con un sistema inmune inmaduro, en individuos con un padecimiento crónico como diabetes y en los personas de la tercera edad en el que su sistema inmune está envejeciendo, todo acompañado de una dieta saludable, un buen descanso, evitando tabaco y alcohol y la realización de actividad física constante.

¿Qué son los inmunomoduladores?

Se trata de un grupo de fármacos utilizados para las infecciones respiratorias agudas (IRA) e infecciones respiratorias de repetición en menores y adultos. Funcionan estimulando el sistema inmune tanto en la inmunidad innata o de primer contacto y en el tipo adaptativo mediante la formación de anticuerpos.

De acuerdo con el doctor López, estos inmunomoduladores son una medida eficaz en el tratamiento de las infecciones respiratorias, debido a que refuerzan directa o indirectamente la actividad inmunológica disminuida en las personas afectadas por dichas afecciones.