Cookies
Este sitio web utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia. Aviso de privacidad
Vida sana
Soy mamá
Familia
Especialidades
Herramientas


© 2022 Todos los derechos reservados. Grupo La Silla Rota. PUBLICACIONES COMUNITARIAS S.A. de C.V.

¿Tu perro se rasca mucho las orejas? Podría tener ácaros

Irritación y secreción marrón-negruzca, son señales de ácaros

RedacciónNov 22, 2016 
Tiempo de lectura: 2 mins.

Lo + leído

Una costumbre común de todo perro es rascarse, sobre todo las orejas, pero si lo hace con mucha frecuencia y tiene una secreción de color marrón, ten cuidado porque podría tener ácaros.

Los ácaros son pequeños arácnidos que usualmente viven en las camas y que provocan enfermedades o alergias, algo que ni los perros están exentos de sufrir.

Un perro que tiene ácaros, es más susceptible de sufrir sarna y otros problemas de la piel, por lo que hay que eliminarlos lo más pronto posible.
Señales de ácaros
Para saber si tu perro los padece, revisa si presenta alguna de las siguientes molestias:

  • Muchas sacudidas de cabeza

  • Se rasca las orejas en exceso

  • Dolor (puede aullar cuando le tocas las orejas)

  • Suciedad en la oreja y conducto del oído

  • Secreción marrón-negruzca que no tiene mal olor


En caso de tener uno o más síntomas, se debe acudir con un médico veterinario quien a través de un otoscopio, observará si hay ácaros.
¿Qué daños pueden causar?
En sí lo ácaros no representan graves problemas, pero en perros que son más sensibles, por ejemplo aquellos con defensas bajas o problemas alérgicos graves, se pueden presentar hematomas o moretones en las orejas, así como sangrados y en algunos casos, se puede requerir de cirugía.

Los cachorros son quienes más los sufren y es la madre quién suele transmitirlos. También pueden contagiarse a otros animales como los gatos, pero ninguno de ellos puede afectar a los humanos.
¿Cómo eliminar los ácaros?
Las gotas para los oídos son uno de los tratamientos más usados, sin embargo, no se debe aplicar si el tímpano está dañado.

Otros métodos utilizados son:

  • Pipetas

  • Productos orales

  • Aplicación de inyecciones


Al final será el veterinario quien indique la mejor opción según la gravedad que tenga el animal.

(Con información de Barkibu)

Valora este artículo

¿Quieres hacer una corrección? Envia tu corrección

Lo + leído

Últimas noticias

El editor recomienda