Las sustancias eternas causan al menos nueve millones de muertes prematuras anualmente a nivel mundial, según recoge un informe de las Naciones Unidas sobre la cuestión de las obligaciones de derechos humanos relacionados con el disfrute de un medio ambiente sin riesgos , limpio, saludable y sostenible. 

Las sustancias eternas, conocidas en inglés como forever chemicals reciben su nombre por tener una persistencia en el medio ambiente cuya toxicidad se acumula en los tejidos de los organismos vivos, aumentando su concentración dependiendo de qué organismo penetre.

Dichas sustancias son las perfluoroalquiladas y y polifluoroalquiladas, un grupo de sustancias químicas de extendido uso en aplicaciones industriales y de consumo, como las espumas para sofocar incendios y los revestimientos hidrófugos y lipófobos para textiles, papel, utensilios de cocina, alfombras y envases de verduras congeladas. 

(Foto: unsplash)

Sustancias eternas: contaminación causa 1 de cada 6 muertes en el mundo

Casi todas las personas de los países industrializados presentan dichas sustancias en su organismo, cuya exposición se asocia a enfermedades como lesiones hepáticas, hipertensión, disminución de la respuesta inmunitaria, disminución de la fertilidad, menor peso al nacer y cáncer testicular y de riñón. 

Las sustancias químicas tóxicas surgen a raíz de distintas industrias contaminantes en las que se da la extracción, el procesamiento, la distribución y la quema de combustibles fósiles como el carbón, petróleo y gas natural. Las principales industrias que utilizan combustibles fósiles como materia prima son la industria petroquímica, la industria del plástico y la agricultura industrial. 

Ésta última contamina el aire, el agua, el suelo y la cadena alimentaria con plaguicidas, herbicidas, fertilizantes sintéticos y medicamentos peligrosos. La minería, la fundición, la industria manufacturera, la textil, la construcción y el transporte son otros grandes contaminantes del medio ambiente.

Químicos tóxicos causan más muertes que el covid-19 

El autor principal del informe, David R. Boyd, aborda la existencia de “zonas de sacrificio” medioambientales que son lugares en donde hay altos niveles de contaminación y residuos tóxicos que afectan seriamente la calidad de vida de los residentes al punto de ver violados sus derechos a la salud, pues las consecuencias de tal exposición son devastadoras. 

Según Boyd, la contaminación y las sustancias tóxicas causan la muerte de al menos 9 millones de personas en el mundo, que es el doble de la cifra de muertes registradas en dos años de pandemia por el covid-19.

Agrega que una de cada seis muertes en el mundo está relacionada con enfermedades causadas por la contaminación, una cifra que triplica la suma de las muertes por sida, malaria y tuberculosis.

También señala que si bien se han prohibido o reducido el uso de algunas sustancias tóxicas, en general el uso de éstas sigue siendo considerable y peligroso para el planeta y sus habitantes. 

(Foto: Unsplash)

Intoxicación del planeta y la vida en él

Cada año se emiten o vierten cientos de millones de sustancias tóxicas; la producción de las mismas se duplicó del año 2000 al 2017 y se espera que ese número se duplique para 2030 y se triplique para 2050, circunstancias que según el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), producirán un empeoramiento de las condiciones de salud y medio ambiente.

Dentro del informe también se plantea la necesidad de eliminar el uso de sustancias químicas antiguas cuyas repercusiones para la salud están ampliamente documentadas, como el plomo, que causa la muerte de 1 millón de personas al año y severas secuelas a la salud.

Además de las sustancias eternas, otros químicos de preocupación por su daño a la salud son  los alteradores endocrinos, los microplásticos, los plaguicidas neonicotinoides, los hidrocarburos aromáticos policíclicos, los residuos farmacéuticos y las nanopartículas.

(Foto: Unsplash)

¿Cuál es la situación de la contaminación en México?

La Ciudad de México es una de las ciudades más contaminadas en el mundo por mala calidad del aire, además en el norte de la capital mexicana se encuentran una central termoeléctrica y una refinería de petróleo, clasificadas entre las cinco más contaminantes del mundo según la NASA

En el primer año de la pandemia y aun con las restricciones de seguridad por el virus que mantuvieron a las personas en casa y con poco movimiento en la ciudad, se superaron 8 veces las normas de calidad de aire.

En México, la contaminación causa la muerte de 9 mil personas al año. De acuerdo con un estudio realizado por tres universidades británicas y científicos de la Universidad de Harvard, México es el país con más muertes a causa de la contaminación en Latinoamérica. 

El presidente Andrés Manuel López Obrador, decretó en enero pasado la prohibición paulatina del uso del glifosato, herbicida con sustancias tóxicas que se utiliza en la industria de la agricultura. La organización medioambiental, Greenpeace aplaudió la decisión que culminará hasta el 2024. 

Sigue leyendo: 

Con información de: EFE, DW, france24