Cookies
Este sitio web utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia. Aviso de privacidad
Vida sana
Pareja & sexo
Soy mamá
Familia
Especialidades
Herramientas


© 2022 Todos los derechos reservados. Grupo La Silla Rota. PUBLICACIONES COMUNITARIAS S.A. de C.V.

Sonambulismo puede ser hereditario

Levantarse dormido y tener ciertas actitudes y movimientos puede ser algo normal en niños de cuatro a 10 años de edad, pero no en adultos.

RedacciónJul 30, 2012 
Tiempo de lectura: 4 mins.

Lo + leído

Es importante hacer una diferencia entre sonambulismo y el trastorno conductual del sueño MOR, ya que en el primero el paciente no actúa sus sueños, a diferencia del segundo, dijo a SUMEDICO la doctora Guadalupe Teherán(*), de la Clínica del Sueño de la UAM.
 
“Cuando se habla de que una persona tiene sonambulismo, el paciente estando dormido, se incorpora, se levanta y tiene conductas simples, puede caminar, estar sentado, mover las manos; no actúa el sueño, no hay nada complejo, solamente se trata de movimientos que indican que está activándose a pesar de estar dormido”, explicó la especialista.
 
Según la doctora Teherán, esta clase de sonambulismo está definido como una parasomnia, eventos que transcurren durante el sueño y no afectan la calidad del mismo. También indicó que las parasomnias son comunes en la infancia, sobre todo entre los cuatro y los 10 años.
 
“El sonambulismo se presenta cuando el niño está dormido en la fase del sueño más profundo, de ondas lentas, las cuales se incrementan bajo condiciones como estrés, o bien puede suceder cuando el niño no toma una siesta”, señaló, no obstante, indicó que las parasomnias forman parte del desarrollo del sueño, de su proceso de maduración.  
 
Para evitar que un niño padezca sonambulismo es necesario modificar algunos hábitos, como tomar una siesta durante el día para poder liberar la presión de sueño y así disminuir la posidilidad de sonambulismo.
 
“Si se trata de algo esporádico es algo normal, pero si le sucede todos los días hay que comenzar a descartar otros trastornos como estrés postraumático o psiquiátrico o neurológico; a todos los niños les pasa y es normal, pero hay que tener cuidado con la frecuencia”, señaló la doctora Teherán.
 
Epilepsia y crisis nocturnas
Cuando el sonambulismo se presenta en una persona adulta es importante descartar cualquier relación con un trastorno neurológico como epilepsia, ya que se desatan crisis nocturnas en las que los pacientes se ponen de pie con actitudes similares al sonambulismo.
 
“Es poco frecuente que haya un sonambulismo normal en el adulto, hay trastornos de sueño parecidos, como el trastorno conductual del sueño MOR”, indicó la doctora.
 
Este trastorno se caracteriza porque el paciente actúa el sueño, “ya que tenemos un mecanismo en el cuerpo que cuando estamos dormidos y soñamos es posible no moverse, precisamente para evitar que actuemos el sueño, pero cuando hay un trastorno neurológico el mecanismo se altera y los pacientes pierden el control del movimiento”, señaló.
 
Explicó también que en el sonambulismo puedes despertar al paciente y éste no recuerda nada, pero cuando se le despierta durante el trastorno conductual de sueño MOR es posible que recuerde lo que estaba soñando, “y hay que aclarar que, generalmente, estos sueños tienen un contenido violento”, aclaró.
 
Problema hereditario
La doctora Teherán señaló que el sonambulismo puede tener un componente genético, ya que si un miembro de la familia lo padeció es posible que las generaciones siguientes también lo padezcan.
 
Finalmente indicó que es importante que, para evitar que los niños padezcan este problema, se evite que estén en contacto con activadores antes de dormir, como tomar cosas con mucho azúcar, así como refrescos de cola, chocolate, café, o bien que juegue videojuegos violentos o que tenga estímulos visuales o auditivos, “ya que todo esto provoca más eventos de sonambulismo nocturno”, concluyó.
 
(*) Dra. Guadalupe Teherán
Especialista en sueño / Clínica del Sueño de la UAM
 

Valora este artículo

¿Quieres hacer una corrección? Envia tu corrección

Lo + leído

Últimas noticias

El editor recomienda