Las ratas topo desnudas no tienen que preocuparse de lo canceroso y los científicos creen que pueden aplicar este principio para los humanos… si descubren la razón de esto y pueden aplicarlo en las formas de combatir el cáncer.

Hasta el momento no se entiende bien el escudo que tienen dichos roedores, pero ya hay investigaciones al respecto y aquí te contamos lo que se ha descubierto hasta ahora sobre las formas de combatir el cáncer.

¿Las ratas pueden ser usadas como una de las formas de combatir el cáncer?

Una de las teorías por las que sucede esto es porque las ratas topo desnudas poseen una forma particularmente eficaz de un mecanismo anticancerígeno denominado “senescencia celular”, que es una adaptación evolutiva que las protege y evita que las células dañadas se dividan descontroladamente y se vuelvan cáncer.

De acuerdo con la Universidad de Cambridge, las ratas topo desnudas pueden vivir durante mucho tiempo y resistir de gran manera al cáncer gracias a que tienen condiciones únicas en su cuerpo que detienen la multiplicación de las células cancerosas.

Su investigación fue publicada en el journal Nature y en ella, los autores plantean la hipótesis de que lo que distingue a las ratas topo desnudas es el microambiente, su complejo sistema de células y moléculas que rodean una célula, incluyendo el sistema inmune.

“Infectamos células con virus modificados para introducir genes causantes de cáncer, pero para nuestra sorpresa, las células de rata topo desnudas infectadas empezaron a multiplicarse y formar rápidamente colonias. Luego inyectamos estas células en ratones y, en cuestión de semanas, los roedores formaron tumores”, escriben los especialistas en su estudio sobre las formas de combatir el cáncer.

En sus palabras, el entorno del cuerpo de la rata topo desnuda evita que se desarrolle el cáncer, lo que contradice investigaciones anteriores que sugerían que una característica inherente de las células de la rata topo desnuda evitaba que se transformaran en cancerosas en primer lugar, por lo que estos animales pueden tener una de las claves en las formas de combatir el cáncer.

“Nuestro sistema inmune juega un papel fundamental en la protección contra el cáncer y este poder ya se ha explotado de manera efectiva en los tratamientos de inmunoterapia actuales. Ahora seguiremos investigando los mecanismos por los cuales las ratas topo desnudas evitan que las células cancerosas se vuelvan tumores”, mencionan.