Una de las formas de reducir el riesgo de diabetes en las personas mayores sería acelerando el paso al momento de caminar, encontró un estudio de cohorte publicado el 17 de enero en el journal Diabetes Care

La finalidad principal de la investigación fue evaluar las asociaciones entre el total de pasos que se dan cada 24 horas y la incidencia de la diabetes, mientras que el objetivo secundario fue analizar si la intensidad de las pisadas se encuentra vinculada con esta enfermedad. 

¿Existe una relación entre la cadencia y el riesgo de padecer diabetes? Esto es lo que dicen los expertos.

Caminar a paso acelerado, una de las formas de reducir el riesgo de diabetes: expertos 

Mayo Clinic destaca que cambiar el estilo de vida es una de las formas de reducir el riesgo de diabetes y que factores como la pérdida de peso, el incremento en la actividad física y una alimentación saludable son maneras de evitar complicaciones causadas por este padecimiento.

La Clínica Mayo advierte que las complicaciones a largo plazo de la diabetes se desarrollan de manera gradual y que mientras menos se cuide el nivel de azúcar en la sangre, mayor será el riesgo de padecerlas. Algunas de las complicaciones de la diabetes son las siguientes:

  • enfermedades cardiovasculares
  • neuropatía (daño a los nervios)
  • nefropatía (daño renal)
  • retinopatía (daño en los ojos)
  • condiciones dermatológicas
  • problemas auditivos
  • depresión
  • Alzheimer

El cuerpo ya no es el mismo en la vejez y para algunas personas resulta complicado salir a correr, por lo que caminar podría ser una buena actividad física. Los expertos no piden que se corra un maratón, sino que cuando se salga a pasear a pie, se incremente paulatinamente la velocidad de los pasos, pues esta sería una de las formas de reducir el riesgo de diabetes

Para ver si el ritmo de los pasos es una de las formas de reducir el riesgo de diabetes, los investigadores siguieron por 6.9 años a 4 mil 838 mujeres sin diagnóstico médico de diabetes; de estas, 395 desarrollaron la enfermedad.

Para aprender más de...La relación entre el covid-19 y la diabetes

Además de las secuelas físicas y mentales que deja la infección por coronavirus en el organismo de las personas contagiadas, expertos en materia de salud, específicamente del campo de la diabetes, anticipan un aumento importante en los casos de diabetes tipo 1 y tipo 2 relacionados directamente con el covid-19. Estas son las razones:
Ola de diabetes:
Andrew Boulton, el presidente de la Federación Internacional de Diabetes, señala que se estima el diagnóstico de 200,000 nuevos casos de diabetes para finales del 2022 como resultado directo de la pandemia actual. Se plantean tres principales razones.
Visitas al doctor:
Uno de los principales factores es que a causa del confinamiento muchas personas no han realizado exámenes de detección oportuna de la diabetes por lo que hay muchos casos de la enfermedad sin diagnosticar. Lo anterior resulta peligroso pues la prevención y el tratamiento temprano es esencial para evitar las complicaciones de la diabetes.
Aumento de peso:
La diabetes tipo 2 es consecuencia directa del sobrepeso y la obesidad, condiciones que también han aumentado a causa del confinamiento. Muchas personas subieron de peso por factores relacionados a la pandemia como el estrés, la ansiedad, la depresión, el encierro y el cierre de instalaciones para realizar actividad física.
La infección por covid:
Estudios recientes han encontrado que el covid-19 puede provocar diabetes. Se ha encontrado que el SARS-CoV-2 se aloja e infecta las células beta, que se encuentran en el páncreas y son las responsables de la secreción de insulina. Este fenómeno provoca la muerte de dichas células en algunos casos, y en otros la reducción de la producción de insulina, lo que provoca diabetes tipo 1.

Todas las participantes usaron un acelerómetro en su cintura para medir la intensidad de sus pasos diarios y después, los expertos vieron si habían caminado lento, a velocidad media o vigorosamente. Se encontró que a mayor cantidad de pasos diarios, había una menor tasa de riesgo de diabetes incidente. Por su parte, la relación existente entre los pasos de intensidad baja y el riesgo de estas personas fue mayor. 

“Nuestros resultados sugieren que para las personas de tercera edad, una mayor cantidad de pasos diarios se encuentran asociados con una menor incidencia de diabetes y los pasos de intensidad vigorosa a moderada tienen una relación más fuerte con un menor riesgo diabético”, concluyeron los especialistas sobre las formas de reducir el riesgo de diabetes.