A 43 años de los primeros casos del Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH), el padecimiento ya no es la enfermedad terrorífica que solía ser. Los avances de la medicina han logrado que los que lo padecen puedan alcanzar una expectativa de vida similar a la de otras enfermedades crónicas.

Es decir, el VIH no es una sentencia de muerte como lo era a finales del siglo XX. De acuerdo con datos de ONUSIDA, en el 2020 se estimaron 1.5 millones de nuevas infecciones por VIH, lo que significa una reducción del 52% respecto de 1997, que fue el año con mayor número de incidencia.

En el 2020, las muertes por el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida, que es la etapa final del VIH y que ocurre cuando no hay una adherencia al tratamiento, fueron alrededor de 680 mil, lo que representa una disminución de más del 64% respecto del 2004, que fue el año con mayor número de defunciones.

En materia de avances científicos, el VIH cuenta con el tratamiento antirretroviral y dos medicamentos preventivos, el PEP y el PrEP. Te contamos en qué consisten.

PrEP y PEP: ¿qué son las pastillas de emergencia para prevenir el VIH?

La PrEP y la PEP son dos métodos para prevenir el VIH que consisten en la toma de medicamentos, por ello también se les conoce como profilaxis. Ambos son para personas que no tienen la infección del VIH pero que están en riesgo de contraerla.

(Foto: Especial)

Lo que debes saber sobre PrEP

Las siglas PrEP significan profilaxis preexposición. Éste se debe tomar antes de la exposición al VIH y se debe tomar todos los días antes de la posible exposición. Es para personas que no tienen VIH y que corren el riesgo de contraerlo por medio de relaciones sexuales o el uso de drogas inyectables.

El PrEp es bastante eficaz, ya que puede reducir el riesgo de adquirir el VIH por medio de las relaciones sexuales en un 99% y del uso de dogas inyectables en un 74%. En México, desde 2020, los hospitales de segundo nivel del IMSS otorgan el PrEP.

El PrEP es seguro en general, sin embargo, está contraindicado en las personas con deterioro en la función renal o alergia a los componentes del tratamiento, por lo que previo al tratamiento es necesario realizar una evaluación para descartar VIH, hepatitis B o C.

Para acceder al PrEP la persona deberá registrarse por correo a la dirección enlace.prep@imss.gob.mx para que en un lapso no mayor a 10 días el usuario sea contactado por el equipo del IMSS para averiguar si es candidato.

(Foto: Especial)

Lo que debes saber sobre el PEP

Las siglas PEP significan profilaxis posexposición. Se debe tomar después de la exposición al VIH, es decir, después de haber tenido una relación sexual de riesgo o haber hecho uso de drogas inyectables, por poner un ejemplo. En las situaciones de emergencia, la PEP se toma dentro de las primeras 72 horas a la exposición.

La PEP también es para las personas que no tienen VIH pero que pueden haber estado expuestas durante relaciones sexuales sin protección, por compartir equipo de inyección de drogas, durante una agresión sexual o por una lesión en el trabajo por medio del pinchazo de una aguja.

Si bien la PEP puede prevenir el VIH no es tan eficaz como la PrEP y es de suma importancia que se tome lo más pronto posible después de la exposición. Esta pastilla también está disponible en el IMSS. 

SIGUE LEYENDO:

(Con información de IMSS y NIH)