Si quieres prevenir el cáncer de piel, sonríe. Una vacuna viene en camino y los resultados, indican los desarrolladores, son prometedores.

Es una inyección de MRNA (sí, como las del coronavirus) que, en combinación con un medicamento llamado KEYTRUDA, se muestra prometedor contra este padecimiento. Esto es lo que debes saber acerca de la vacuna contra el cáncer de piel.

La vacuna contra el cáncer de piel que muestra promesa

El melanoma es un tipo de cáncer de piel que es menos común que otros cánceres de piel, pero que resulta más peligroso debido a que es mucho más probable que se propague a otras partes del cuerpo si no se descubre y se atiende a tiempo.

Se trata de una afección que perjudica a entre 3500 y 3700 personas al año en México. La American Cancer Society apunta que un aproximado de 7,650 personas perderán la vida por melanoma en todo el planeta.

Para identificar las señales de que una persona padece melanoma, los oncólogos tienen el código “A-B-C-D-E” para las lesiones pigmentadas:

  • “A” = Asimetría de la lesión
  • “B” = Bordes
  • “C” = Color. Una lesión pigmentada benigna generalmente tiene un solo color: o es morada, café o negra por completo. Sin embargo, si empieza a tener varios colores y los colores no son muy claros, si el afectado ve como un entrerrejado entre los colores o los bordes no son los colores adecuadamente claros y se pierden entre la piel zona, deben ir con un especialista.
  •  “D” = “Diámetro”: Generalmente una lesión de 6 milímetros de diámetro tiene posibilidades de ser benigna. Sin embargo, si el diámetro ha crecido y más o menos 6 milímetros corresponde al grosor de una goma de un lápiz, o al diámetro de una goma de un lápiz, te debe llamar la atención, indica el experto.
  • “E” = Evolución: si una lesión pigmentada en el transcurso del tiempo empieza a dar comezón, molestias, duele, empieza a crecer, empieza a sangrar, debe llamar la atención.

En palabras de Moderna, que es uno de los desarrolladores de las vacunas contra el cáncer de piel, su inyección demostró una mejora estadística y clínicamente importante en el criterio principal de valoración de la supervivencia sin recurrencia frente al medicamento KEYTRUDA únicamente para el tratamiento adyuvante de personas con melanoma.

Dicho de otra manera, el tratamiento de la vacuna para el cáncer de piel ARNm-4157/V940 combinado con KEYTRUDA disminuyó el riesgo de recurrencia o fallecimiento en un 44% en comparación con las personas a las que únicamente se les administró KEYTRUDA.

“Por primera vez, hemos demostrado el potencial del ARNm para tener un impacto en los resultados en un ensayo clínico aleatorizado en melanoma. Empezaremos investigaciones adicionales en melanoma y otros tipos de cáncer con la finalidad de brindar tratamientos contra el cáncer que sean verdaderamente individualizados a los afectados”, dijo el director ejecutivo de Moderna, Stéphane Bancel.