La enfermedad cardíaca congénita, se trata de una condición de salud con la cual las personas nacen en la que la estructura del corazón presenta problemas, y que en realidad podría afectar durante toda la vida, contrario a lo que muchos podrían pensar.

Esta enfermedad cardíaca, puede ocasionar que la forma en la que la sangre se mueve por el corazón presente alteraciones importantes, que en algunos casos podrían a llegar ser graves y mortales, aunque esto depende de qué tan complejo es el daño cardíaco.

(foto: freepik)

De manera común, este padecimiento es tratado con cirugía durante la infancia, pero los expertos aseguran que esto podría no ser suficiente, ya que en muchos casos algunos pacientes llegan a padecer problemas o complicaciones de su condición durante la adultez.

Es por esto que, según recomendación de especialistas de Mayo Clinic, resulta sumamente importante que los pacientes de enfermedad cardíaca congénita vigilen su salud de manera constante, y que no se olviden de su condición de salud, ya que esta puede durar toda la vida.

La cirugía en la infancia podría no ser suficiente

Usualmente, las personas con enfermedad cardíaca congénita son sometidas a una cirugía durante la infancia con la intención de resolver el problema en el corazón, pero según los expertos, esta cirugía solo forma la primera fase del tratamiento.

Expertos de Mayo Clinic, explican que cuando un paciente de enfermedad cardíaca congénita llega a la adultez, a pesar de que se haya realizado ya una cirugía durante la infancia, es sumamente necesario que siga bajo vigilancia y tratamiento médico.

De hecho, aseguran que los pacientes adultos con esta enfermedad, a menudo suelen creer que ya no deben preocuparse por su problema cardíaco, pero indican que esto es completamente falso, ya que:

  • Será necesario hacer seguimientos y controles de por vida.
  • En algunos casos, se requerirá de otros procedimientos médicos para preservar su salud.

(foto: freepik)

Los adultos podrían presentar otros problemas de salud

Los expertos agregan que, de hecho, la enfermedad cardíaca congénita podría dar como resultado problemas o complicaciones de salud durante la adolescencia o la adultez, que pueden ir de leves a mortales.

Estos suelen presentarse incluso si se ha recibido una cirugía durante la infancia, pues en la mayoría de casos los individuos suelen descuidar su salud, dejan de tener precauciones relacionadas a su condición de salud, o no logran detectar tempranamente estas complicaciones.

Especialistas aseguran que durante la edad adulta, los pacientes con enfermedad cardíaca congénita pueden enfrentarse a diferentes problemas de salud y situaciones como:

  • Problemas cardíacos, como la insuficiencia cardíaca, que ha mostrado un aumento en los motivos de hospitalización.
  • Problemas de salud mental.
  • Incluso problemas relacionados al embarazo, ya que este proceso suele causar más estrés en el corazón, que podrían ser altamente dañinos.

(foto: freepik)

Es necesario que tengan cuidados especiales durante su vida

Para evitar estas y otras complicaciones, los médicos aseguran que lo más importante es que los pacientes estén conscientes de que su padecimiento requerirá de atención y una vigilancia constante, durante toda su vida.

Además, agregan que es sumamente importante que los pacientes de enfermedad cardíaca congénita, tengan en cuenta una serie de acciones que deben realizar, aún en sus etapas adultas, e incluso si no han presentado señal o advertencia de complicaciones:

  • Estar siempre en contacto con especialistas de salud, para realizar monitoreos frecuentes de su estado general y conocer su estado de salud.
  • Evitar hábitos de salud que pueden ser muy negativos, como beber alcohol o fumar.
  • Acudir a revisiones frecuentes con prestadores de servicios médicos, ya que hacerlo ayudaría a detectar problemas que quizás no están dando síntomas y que podrían ser realmente graves.
  • No mentir sobre su condición a médicos o a los servicios de salud, e informar constante y frecuentemente cualquier síntoma o complicación que se esté presentando.
  • Procurar tener hábitos de vida saludables.

(Con información de: Mayo Clinic.)