Ojalá habláramos de VIH como hablamos de diabetes, dijo Akiko Bonilla, psicoterapeuta y educadora sexual, al mencionar que la información es poderosa cuando de enfermedades y bienestar se trata.

Sin embargo, las personas que viven con el Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH), a menudo “están en el clóset” y tomar la decisión de hablar abiertamente sobre su padecimiento representa un acto de valentía que otras enfermedades crónicas no requieren.

El VIH no es lo que fue hace 40 años, cuando se pensaba como una sentencia de muerte. Hoy en día, gracias a los avances científicos, se ha vuelto una de tantas otras enfermedades crónicas que viven los mexicanos, como la diabetes o la hipertensión arterial.

Aunque a diferencia de esas afecciones, al VIH lo acompaña una especie de virus social, como dijo Akiko, un virus formado por estigma y discriminación que aleja a las personas del diagnóstico oportuno y que, en sus peores mutaciones, provoca el asesinato y la persecución de las personas con VIH.

Como tantas otras enfermedades crónicas, el VIH necesita de una atención médica multidisciplinaria que aborde no solo los aspectos de sanidad sino también lo social. La plataforma Vivimos Valientes busca ser un primer acercamiento de toda la población a una mayor conciencia sobre la enfermedad.

Hay 240 mil personas con VIH en México

De acuerdo con datos de estudios académicos retomados por la doctora Alicia Piñeirua, especialista en Infectología, en México hay 240 mil personas viviendo con VIH, de las cuales un 67% corresponde a población masculina.

(Foto: Especial)

México tiene una epidemia concentrada de VIH, dijo la doctora Piñeirua, como lo muestran los datos de prevalencia de la enfermedad en distintos grupos poblacionales. La prevalencia de VIH a nivel nacional es del 4%, mientras que dentro de la población mexicana de hombres cisgénero que tienen sexo con otros hombres, la prevalencia es del 17%.

Esto quiere decir que aproximadamente 4 de cada 1,000 mexicanos tienen VIH, mientras que 17 de cada 1,000 hombres cisgénero que tienen sexo con otros hombres tienen VIH. De acuerdo con un estudio de dicha población, el 66% de los hombres se habían hecho una prueba de VIH al menos una vez en su vida, mientras que sólo el 43% se habían hecho una prueba en el último año.

En la región de América Latina, Centroamérica y Sudamérica, el 81% de los adultos con VIH conocen su diagnóstico; el 65% lleva un tratamiento y el 70% es indetectable. La meta de la ONU es llegar al 95% en esos tres rubros.

(Foto: Especial)

¿Qué es Vivimos Valientes?

Herramientas como Vivimos Valientes buscan ayudar a que se logre el propósito de la ONU. El doctor Eduardo Mateos, especialista en Infectología y Medicina Interna, explicó que el objetivo de la plataforma Vivimos Valientes es promover e incentivar el diagnóstico de VIH.

La plataforma disponible en la página vivimosvalientes.com busca brindar atención a toda la población que lleve o haya llevado una vida sexualmente activa en 4 ejes principales que se engloban en el #ValientescontraelVIH.

  • A dónde acudir: brinda información sobre los lugares a los que una persona que sospecha que tiene VIH puede acudir para recibir atención médica
  • Detéctate: a través de un test, la persona interesada puede descubrir el nivel de riesgo que tiene de padecer la enfermedad
  • El entorno importa: una vez que una persona tiene un diagnóstico de VIH, es probable que se enfrente a estigmas y discriminación. La plataforma brinda apoyo para lidiar con estas situaciones.
  • Programa VIH: proporciona información acerca de los lugares y procedimientos en los que se puede recibir atención médica 

SIGUE LEYENDO: