La poliomielitis es una enfermedad que se ha declarado erradicada en muchos países a nivel mundial por la OMS, sin embargo, en meses anteriores se dio a conocer un brote de casos de polio en Estados Unidos.

A finales de julio se encontró una persona infectada con polio en Estados Unidos y más tarde se dieron a conocer otros casos. Se cree que la infección se originó de las aguas residuales del condado de Rockland en Nueva York.

Aunque México está libre de polio desde hace 32 años, los casos recientes del país vecino pusieron alerta a las autoridades de salud, que instaron a los padres de familia a vacunar a los niños más pequeños.

El 24 de octubre se conmemora el Día Mundial contra la Polio y esto es lo que debes saber sobre la enfermedad.

Vacunación temprana y lactancia materna, claves contra la polio 

La poliomielitis es una enfermedad viral que puede llevar a complicaciones como una parálisis total o parcial. Es causada por el poliovirus, el cual se puede propagar a través del contacto directo de persona a persona, contacto directo con moco o flema infectados de la nariz o de la boca y el contacto con heces infectadas.

(Foto: Especial)

De acuerdo con la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, el poliovirus entra a través de la boca y la nariz y se multiplica en la garganta y en el tracto intestinal para finalmente diseminarse a través de la sangre y el sistema linfático. El tiempo de incubación en promedio oscila entre los 7 y 14 días.

Los síntomas de la polio son:

  • Fiebre
  • Dolores musculares
  • Dolor de cabeza
  • Falta de apetito
  • Parece que se recuperan, pero al cabo de 2 a 5 días presentan:
  • Dolor de cabeza
  • Fiebre
  • Dolores musculares intensos
  • Movimientos musculares involuntarios
  • Sensación de hormigueo en las piernas o brazos
  • Después de dos días, aparece:
  • Disminución de la fuerza en piernas o brazos
  • Dificultad para caminar
  • Parálisis

La poliomielitis puede ocasionar parálisis permanente y la muerte en algunos casos ya que 2 a 10 de cada 100 niños con polio paralítica mueren debido a que la parálisis afecta los músculos que ayudan a respirar. No existe un tratamiento que ayude a detener la progresión de la parálisis.

Gracias a una campaña de vacunación muy fuerte en todo el mundo, la enfermedad se ha erradicado prácticamente. Sin embargo, las personas que están en mayor riesgo de contraerla son:

  • Personas sin vacuna contra la polio
  • Personas que viajaron en un área con brote de polio
  • Personas que no recibieron lactancia materna exclusiva durante los primeros 6 meses de vida

La principal protección contra la polio es la vacuna hexavalente que la Secretaría de Salud aplica gratuitamente para todos los niños. 

SIGUE LEYENDO:

(Con información de OMS, Medline Plus)