Después de cuatro olas y tres años desde que se registró el primer caso de coronavirus en Wuhan, China, hay algunas personas que no se han contagiado todavía y que probablemente nunca lo hagan. A este fenómeno, científicos le han denominado inmunidad innata al covid-19.

El descubrimiento lo hicieron investigadores del Instituto Humanitas y el Hospital San Rafaelle de Milán en colaboración con la Toscana Life Science Foundation, el Instituto de Investigación en Biomedicina de Bellinzona y Universidad Queen Mary de Londres, quienes encontraron un mecanismo de resistencia provocado por "ancestros funcionales de anticuerpos" que reducen la posibilidad de contagio del virus del SARS-CoV-2.

Este descubrimiento, además de revelador, podría servir para producir nuevas terapias y medicamentos, así como mayores respuestas sobre el covid largo y la susceptibilidad de algunos individuos a desarrollarlo.

Te puede interesar: 

(Foto: Unsplash)

¿Qué es la inmunidad innata al covid y por qué algunas personas la tienen?

La investigación, publicada en la revista Nature Inmunology, se centró en el Manosse Binding Lectina (Mbl), también conocido como uno de los "ancestros funcionales de los anticuerpos" y que son proteínas que tienen la capacidad de atacar a los virus de manera similar que las células inmunitarias dado que forman parte de la inmunidad innata que se crea en cada persona desde la infancia.

La inmunidad innata es la primera línea de defensa que desde niños desarrollamos para combatir a virus, bacterias y otras enfermedades. Surge para atacar a los organismos externos que entran al organismo en lo que el sistema inmune del individuo se adapta, a lo que se conoce como inmunidad adaptativa. Si bien la inmunidad innata funciona con células del sistema inmune, también está formada por moléculas circulantes a las que pertenece el Mbl

Asimismo, el estudio señala que hay "varias líneas de evidencia indican que la inmunidad innata celular y las citocinas y quimiocinas relacionadas desempeñan un papel clave en el reconocimiento del SARS-CoV-2, la resistencia antiviral y, en etapas posteriores, la enfermedad grave."

El hallazgo revelador del estudio fue encontrar que Mbl se une a la proteína pico (spike) del virus y lo desactiva en todas sus versiones, pues también se comprobó que la inmunidad innata funciona para todas las variantes, inclusive contra ómicron.

(Foto: Unsplash)

¿Inmunidad innata contra variantes pasadas y futuras?

Elisa Vicenzi, jefa de la Unidad de Bioseguridad y Patogénesis Viral del Hospital Irccs San Raffaele, explicó que el bloqueo del SARS-CoV-2 por Mbl es posible debido a que éste se vincula a ciertos azúcares de la proteína Spike que no cambian de una variante a otra. Sin embargo, ella misma agregó que "in vitro Mbl demostró ser ligeramente menos potente que los anticuerpos producidos por pacientes recuperados de covid." 

Ahora los científicos planean analizar a Mbl para ver si será posible hacer medicina basada en esta proteína, que hasta ahora ha sido usada como terapia en sujetos con deficiencia genética completa y ha sido bien tolerado. 

Otro descubrimiento que surgió fue que las variantes genéticas que producen diferentes cantidades de Mbl están relacionadas con la gravedad de la enfermedad por covid-19 que cada persona desarrolla. Lo que a su vez ayuda a comprender qué rasgos genéticos influyen en la probabilidad de contagio.

La investigación también devela la existencia de la proteína Ptx3 que podría ser un marcador de gravedad del covid-19 muy útil debido a que es producido por células de inmunidad innata a nivel de los bronquios, y que también explicaría la susceptibilidad al covid largo

Alberto Manatovi, director científico de Humanitas, recuerda que la inmunidad innata ocurre en algunas personas y en otras no y no hay forma de saber quién la desarrollará contra el coronavirus, por lo que las vacunas continúan siendo la mejor forma de defensa y protección contra una forma grave de la enfermedad. 

Sigue leyendo

Con información de: El Mundo