También conocida con la enfermedad de los mineros, la neumoconiosis es un padecimiento pulmonar que aqueja a las personas que trabajan en la extracción del carbón en las minas.

La afección es un gaje ocupacional de la minería y que provoca nódulos que asemejan puntos negros en los pulmones, por eso también es llamada la enfermedad del pulmón negro.

El doctor Giorgio Franyuti, experto en bioseguridad, explicó para La Silla Rota, portal hermano de SuMédico, que la neumoconiosis afecta a las vías superiores de los pulmones y genera falta de aire y tos con flema y cuadros sintomáticos como los que genera el asma o la bronquitis crónica.

Dos de sus complicaciones son el enfisema pulmonar y la bronquitis crónica. Además de que es un padecimiento que solo puede ser detectado en los hospitales de tercer nivel del país. De no atenderse a tiempo, se vuelve mortal.

¿Qué es la neumoconiosis?

De acuerdo con la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, la neumoconiosis ocurre tras la inhalación prolongada del polvo del carbón. Se puede desarrollar de forma simple o complicada; esta última causa fibrosis masiva progresiva.

(Foto: Pixabay)

El tratamiento depende de qué tan graves sean los síntomas. Estos incluyen medicamentos para mantener las vías respiratorias abierta, rehabilitación muscular y oxigenoterapia. Es importante que cese la exposición al carbón.

El pronóstico es bueno si se sigue el tratamiento y en ocasiones la forma grave de la enfermedad causa dificultad para respirar que empeora con el tiempo. En pocas ocasiones causa incapacidad o muerte.

Las complicaciones de la enfermedad son:

  • Bronquitis crónica
  • Enfermedad pulmonar obstructiva crónica
  • Cor pulmonale (insuficiencia del lado derecho del corazón)
  • Insuficiencia respiratoria 

Para prevenir esta enfermedad se debe utilizar una máscara protectora cuando se labora en lugares donde hay una gran exposición al carbón o al grafito.

Mineros en México con mayor riesgo de neumoconiosis y menor atención médica especializada

Coahuila encabezó en 2019 los casos de incapacidades permanentes por neumoconiosis con 887. Sin embargo, tan solo el 10% de los mineros en México tienen afiliación al Seguro Social, por lo que no todos los trabajadores están sujetos a recibir atención médica a pesar de estar en alto riesgo de padecer la enfermedad.

En las zonas donde se ubican las minas, es común que no solo los mineros sino también el resto de los habitantes aledaños padezcan problemas de salud relacionados con la inhalación del carbón, debido a los restos del polvo que quedan expuestos en el aire por la explotación y por la transportación del mineral, explicó Omar Ballesteros de la Organización Familia Pasta de Conchos a la Silla Rota.

Por su parte, la activista Cristina Auerbach dijo al medio que en la región carbonífera en Coahuila y Chihuahua no hay neumólogos para atender a la población de riesgo y los afectados deben viajar a otros estados de la república para obtener atención médica especializada.

SIGUE LEYENDO:

(Con información de La Silla Rota y Medlien Plus)