El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, retomó sus funciones que transfirió por poco más de una hora a la vicepresidenta Kamala Harris, mientras estaba bajo anestesia, debido a que se sometió a una colonoscopia de rutina, informó la Casa Blanca.

Biden fue dado de alta por la tarde del hospital donde se sometió a un chequeo médico, que transcurrió “muy bien”, dijo él mismo a los periodistas, a las 14:05 horas cuando dejó el hospital Walter Reed, en las afueras de Washington.

Kamala Harris fue presidenta por 85 minutos

Kamala Harris se convirtió en la primera mujer en ocupar durante un “breve periodo” la presidencia de Estados Unidos, mientras Joe Biden era sometido a una colonoscopia de rutina.

 “Siguiendo el procedimiento establecido en la Constitución, el presidente Biden transferirá el poder a la vicepresidenta durante el breve periodo de tiempo en el que esté bajo anestesia”, anunció Jen Psaki, secretaria de prensa de la Casa Blanca.

Los detalles del chequeo médico del presidente de Estados Unidos, que el sábado cumple 79 años, se publicarán por la tarde, informó el gobierno estadunidense.

¿Qué es la colonoscopia a la que se sometió Biden?

De acuerdo con Mayo Clinic, una colonoscopia es un examen que se utiliza para detectar cambios o anomalías en el intestino grueso (colon) y el recto.

Durante una colonoscopia insertan un tubo largo y flexible (colonoscopio) en el recto con una pequeña cámara de video en la punta del tubo que le permite al médico ver en el interior de todo el colon. Si es necesario, los pólipos u otros tipos de tejido anormal se pueden extirpar a través del colonoscopio durante una colonoscopia. También se pueden tomar muestras de tejido.

(Foto: Pinterest)

¿Para qué se realiza una colonoscopia?

Una colonoscopia puede ayudar a tu médico a explorar las posibles causas de dolor abdominal, sangrado rectal, estreñimiento crónico, diarrea crónica y otros problemas intestinales, para buscar pólipos y detectar cáncer de colon.

Es importante mencionar que una colonoscopia presenta pocos riesgos. En raras ocasiones las complicaciones pueden ser:

  • Reacción adversa al sedante utilizado durante el examen
  • Sangrado en el lugar donde se tomó una muestra de tejido (biopsia) o se extrajo un pólipo u otro tejido anormal
  • Desgarro en la pared del colon o del recto (perforación)

Después del examen, se necesita aproximadamente una hora para comenzar a recuperarse de la anestesia. Se recomienda no conducir ni tomar decisiones importantes, ni que se retome el trabajo por el resto del día.

(Con información de milenio y Mayo Clinic)