Los pacientes que viven con diabetes se enfrentan a una gran problemática cada vez es más reportada: el correcto control de su enfermedad. Para solucionar esta situación, los médicos y expertos han llegado a proponer una nueva herramienta para ayudar a las personas que padecen diabetes: el tiempo en rango.

(foto: unsplash)

La diabetes en México

Se estima que en México, hasta 2019, había 12.8 millones de personas que vivían con algún tipo de diabetes, explica la Dirección General de Comunicación Social de la UNAM, quien además agrega que para 2020, la diabetes fue la tercera causa de muertes en nuestro país.

En México, al menos 500 mil personas tienen diabetes tipo 1; mientras que la diabetes tipo 2 (la más frecuente), es padecida por al menos 10 millones de personas, comenta el doctor Luis Anguiano, Gerente Médico de la Franquicia Diabetes en Sanofi México.

Pero el problema no solo está ahí los pacientes también se enfrentan a un problema mayor: tratamientos que no ayudan o no son eficientes para lograr un control adecuado de la diabetes.

Según cifras, aproximadamente solo 7 de cada 10 pacientes que tienen algún tipo de tratamiento logran tener un control adecuado de los niveles de glucosa.

(foto: unsplash)

¿Qué es el Monitoreo Continuo de Glucosa (MCG)?

Como explica la Dra. Paloma Almeda Valdés, especialista en Medicina interna y endocrinología, adscrita al Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán, el Monitoreo Continuo de Glucosa es básicamente una medición constante de los niveles de glucosa en el organismo.

Este tipo de medición, que es completamente diferente al automonitoreo tradicional, donde se tenían que pinchar los dedos para realizar una medición de glucosa en la sangre, se realiza de forma continua durante las 24 horas del día, sin que el paciente deba hacerlo de forma manual.

La evaluación de la glucosa se realiza en el líquido intersticial (es decir, el espacio que existe alrededor de las células) por medio de un sensor que está colocado permanentemente en alguna zona del cuerpo, como los brazos o el abdomen.

Pero además de ofrecer los datos de glucosa en tiempo real, también permite:

  • Hacer una estimación y tendencias próximas de los niveles de glucosa (y así prevenir la hiper o hipoglucemia).
  • Realizar un análisis retrospectivo de los datos, dando así la oportunidad de conocer el comportamiento de la glucosa y cómo el medicamento influye en esta.

Conocer estos datos, explica la experta Paloma Almeda, ayudaría a que los casos de personas con diabetes se puedan revisar de forma mucho más individual, realizando análisis específicos y personalizados, para así ofrecer opciones de tratamiento pertinentes que podrían ser más eficientes.

(foto: freepik)

¿Y qué hay del Tiempo en Rango (TIR)?

Este nuevo término médico, hace referencia al porcentaje de tiempo durante 24 horas que un paciente con diabetes mantiene su glucosa en los niveles aceptables, explica el Dr. Carlos Antillón Ferreira, pediatra endocrinólogo del Centro Médico ABC.

Las guías clínicas internacionales sugieren que los pacientes que tienen diabetes mellitus (tipo 1 y 2), deben permanecer al menos un 70% del día en cifras que van desde los 70 a los 180 mg/dL de glucosa, lo que puede saberse por medio de la Medición de Glucosa Continua.

Esta medida sería útil para llegar a comprender si el tratamiento ayuda a mejorar los episodios glucémicos agudos (hiperglucemia o hipoglucemia), a tal grado de volverlos menos frecuentes o no.

Así mismo, como comenta el especialista, estos Tiempos en Rango también serían útiles para lograr identificar qué tan constantes son las variaciones de los niveles de glucosa, cuánto duran y compararlas con otros días, para así intentar realizar un patrón que explique su comportamiento.

Este comportamiento puede ser de utilidad, explican los expertos, para poder realizar intervenciones de tratamiento específicas y adecuadas para cada caso.

(foto: unsplash)

Lo que podría ayudar al control de la diabetes no solo es el medicamento

Un estudio clínico, nombrado “InRange” (es decir ‘en rango’), demostró que el Tiempo en Rango, podría ser útil para ser utilizado como criterio al evaluar y mejorar la efectividad de los tratamientos, al menos en personas con diabetes tipo 1.

Este estudio, que duró 12 semanas y contó con la participación de 343 personas, realizó un comparativo entre dos tipos de insulinas de acción lenta (o basales):

  • Insulina degludec
  • Insulina glargina

Esto con la intención de, por un lado, comprobar la eficacia y si existía algún tipo de superioridad respecto a alguna de las dos insulinas; y, por otra parte, demostrar que quizás el tratamiento de los pacientes podría ser individualizado y ajustado dependiendo de las necesidades específicas.

Los participantes que fueron incluidos en este estudio, eran personas que se encontraban entre los 18 y los 70 años de edad, cuyos controles de glucosa eran entre buenos y regulares, y que además llevaban cuatro semanas sin recibir tratamiento con insulina.

El proyecto permitió demostrar que ninguna de las dos insulinas era inferior a la otra, y que lo más relevante resultaba ser el tiempo que duraban los pacientes en el rango establecido como adecuado, lo que se lograba conocer por medio del Monitoreo continuo de glucosa.

Utilizar el tiempo en rango de la glucosa, y el monitoreo continuo de la misma, podría ser útil para poder ofrecer mejores opciones de tratamiento a los pacientes que tienen diabetes, ya que permitiría adecuar y ajustarlo a sus necesidades.

(Con información de: Clinical Trials, Elsevier, Medline Plus.)