¿Qué es la psiquiatría de precisión? Se refiere al mecanismo de brindar una atención psiquiátrica que determine con exactitud el mejor tratamiento disponible con base en la biología del paciente.

La diferencia primordial en este tipo de práctica médica es que, normalmente en un tratamiento psiquiátrico tradicional se recetan medicamentos para tratar ciertos trastornos mentales, lo que no es tarea fácil porque encontrar el fármaco y la dosis adecuada puede tomar un par de intentos.

Es así que la psiquiatría de precisión busca evitar la prueba y error al estudiar las conexiones cerebrales del paciente para encontrar el tratamiento que mejor se adecúe a su biología y necesidades.

(Foto: Unsplash)

¿Cómo funciona la psiquiatría de precisión?

La doctora Leanne Williams es profesora de psiquiatría y ciencias del comportamiento del departamento de medicina de Stanford y además es directora del Centro de Salud Mental y Bienestar de Precisión en donde se practica la psiquiatría de precisión de esta forma. 

En primer lugar, el paciente debe acudir a una psiquiatra, quien recogerá datos sobre su historia de vida y su salud mental; después al paciente le realizan una resonancia magnética funcional para psiquiatría en donde se estudiarán las conexiones cerebrales alteradas durante la depresión o ansiedad y cuáles pueden mejorarse con diversos tratamientos. 

De igual forma se va a analizar el comportamiento del cerebro del paciente en reposo y al realizar tareas específicas como la identificación de emociones. Mientras se procesan los resultados, un neurorradiólogo descarta causas físicas de la depresión como tumores o daños cerebrales y al finalizar, el psiquiatra recibe los resultados y utiliza esos datos para clasificar al paciente en uno de ocho biotipos que hay de la depresión y la ansiedad en la psiquiatría de precisión para poder ofrecerle a su paciente una terapia adaptada. 

Si el tratamiento requiere medicación, el psiquiatra vuelve a pedir nuevos estudios al cabo de ocho semanas para verificar cambios en el cerebro del paciente, si el tratamiento es eficaz el paciente solo tendrá que acudir dos veces al año para su seguimiento. 

(Foto: Unsplash)

¿Por qué es importante la psiquiatría de precisión hoy más que nunca?

Año con año, especialmente tras la pandemia, los trastornos mentales ocupan los primeros lugares de enfermedades y causas de discapacidad en el mundo, la Organización Mundial de la Salud estima que hay 280 millones de personas con depresión en el mundo. 

Por esa razón, la psiquiatría de precisión es importante para dar alivio a miles de personas que no solo sufren por la enfermedad, sino también por los estigmas de la sociedad ante este tema. Además, la doctora Williams informa que cada medicamento para la depresión tarda alrededor de ocho semanas en probar su eficacia y que dos tercios de las personas no responden a la primera medicación que se les da.

Para aprender más de...6 tipos depresión que quizá no conocías

Aspectos generales de la depresión:
Es un trastorno de bajo estado de ánimo que tiene una larga duración y que afecta la capacidad de realizar las actividades de la vida diaria con placer o interés. Una vez diagnosticada se le nombra depresión clínica y pueden existir 3 tipos de episodios depresivos: leve, moderado o grave.
Depresión mayor o trastorno unipolar:
Los síntomas más claros de una depresión mayor son: aspecto triste, postura decaída, escaso contacto visual, ausencia de expresión facial, pocos movimientos corporales, insomnio, poca energía, sentimientos de culpa, cambios en el habla, la alimentación e higiene personal y pensamientos recurrentes de muerte o suicidio.
Depresión postparto:
Puede comenzar en cualquier momento dentro del primer año del nacimiento, la mamá tiene sentimientos de desesperanza e inutilidad, también puede perder interés por el bebé y tener deseos de lastimarse a sí misma o al bebé. En los episodios más graves, las madres pueden sufrir alucinaciones.
Depresión reactiva:
Es provocada como una reacción a situaciones adversas y estresantes como un duelo, una separación, pérdida de empleo, entre otros. Puede ser un episodio único o recurrente y a veces no es inmediato al evento porque el suceso no se ha procesado adecuadamente.
Distimia o depresión crónica:
Ocurre cuando los síntomas de depresión duran más de dos años seguidos, normalmente estos síntomas inician en la adolescencia. Quienes lo padecen, a menudo son personas negativas, pesimistas, sin sentido del humor, pasivos, introvertidos, hipercríticos respecto de sí mismos y de los demás y quejumbrosos.
Depresión psicótica:
En un episodio severo de depresión, la persona puede tener alucinaciones o delirios, esos síntomas se llaman psicosis. El delirio significa que se llegan a creer cosas que no son reales; una alucinación es cuando alguien puede ver, oler, sentir o saborear cosas que no son reales.
Ciclotimia:
Se diagnostica así cuando una persona tiene estados de ánimo inestables con persistencia. Están acompañados de periodos de depresión y de euforia pero estos episodios no son lo suficientemente graves para llamarlos bipolaridad.

Sigue leyendo: 

Con información de: Stanford Medicine