El número de problemas del corazón durante la pandemia se ha visto incrementado desde que inició la emergencia sanitaria, revela una encuesta realizada por Cleveland Clinic.

Se sabía que la pandemia de coronavirus había causado una reducción o retraso en los ingresos de pacientes con infarto a los servicios de urgencia, pero la investigación realizada en Estados Unidos descubre que por lo menos 41% de los estadounidenses ha sufrido un problema relacionado con la salud cardíaca desde principios de 2020.

Problemas del corazón durante la pandemia han ido en aumento: ¿consecuencia de covid?

El virus como tal no es el que está causando los problemas del corazón durante la pandemia, indica la clínica Cleveland, sino las modificaciones en los hábitos cotidianos que están sufriendo las personas debido a la presencia del SARS-CoV-2.

Algunos hábitos magnificados por el coronavirus, indica la Cleveland Clinic, son:

  • estar sentado todo el día (aumento de +5 puntos en el porcentaje de estadounidenses que dicen que lo hacen a menudo)
  • caminar durante todo el día disminución de 4 puntos
  • sentarse durante todo el día (77% de las personas dicen que lo hacen)
  • 51% de las personas no sigue un plan de alimentación específico en la actualidad

El miedo al virus está presente y Gabriela Borrayo Sánchez, la primera mujer presidenta de la Asociación Nacional de Cardiólogos de México (ANCAM), menciona para SuMédico que muchas personas no quieren salir a revisiones porque piensan que no se están infartando.

“Algunos pacientes están muriendo en sus casas. Nosotros en el programa que tenemos de ´Código infarto´ hemos visto eso. Se ha visto un porcentaje de más del 30% en la reducción de ingresos por el tema del miedo del paciente”, explica la doctora Borrayo.

Para aprender más de...5 señales que pueden indicar cáncer de mama

Uno de los más comunes:

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), en 2020 el cáncer de mama fue el más común entre todos los tipos de cáncer con 2.26 millones de casos en todo el mundo. El segundo fue el de pulmón (2.21 millones de casos).
La importancia de una detección temprana:

De acuerdo con los especialistas, detectar el cáncer de mama en etapas tempranas puede mejorar el pronóstico, incrementar la efectividad del tratamiento y prevenir complicaciones futuras. Por ello es importante la autoexploración.
¿Qué tanto conoces tu cuerpo?

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) indican que las señales de advertencia del cáncer de mama pueden ser diferentes en cada persona. Algunas mujeres (u hombres) no presentan ningún tipo de síntomas. Notar algo nuevo en tu cuerpo puede hacer la diferencia. No des nada por sentado.
1.- ¿Notas algo raro en tu pezón o en tu seno?

De acuerdo con los CDC, una señal del cáncer de mama puede ser un bulto nuevo en la mama o debajo del brazo (en la axila)
2.- ¿Notas hinchazón en una parte de la mama?

Otra de las señales del cáncer de mama puede ser un aumento del grosor o hinchazón de una parte de la mama.
3.- ¿Te sientes incómoda?

Otra de las señales de que puedes padecer cáncer de mama es un dolor en cualquier parte del seno o en el pezón.
4.- Conocerse a sí misma es la clave:

Otras señales del cáncer de mama, indican los CDC, son: Irritación o hundimientos en la piel del seno, enrojecimiento o descamación en la zona del pezón o la mama.
5.- Hay secreciones no naturales:

Si ves que hay secreción del pezón que no sea leche o incluso sea sangre, esa también es una señal de cáncer de mama.

Los hábitos ocasionados por la emergencia sanitaria también tienen que ver con el incremento de problemas del corazón durante la pandemia y Borrayo indica que covid-19 es un círculo vicioso.

“El confinamiento crea un círculo vicioso que condiciona mayor sedentarismo, falta de ejercicio, mala alimentación, mayor estrés, mayor depresión… y eso predispone a enfermedades crónicas como hipertensión, diabetes, colesterol alto, consumo en exceso de tabaco, alcohol o la combinación de todas”, advierte.

La Cleveland Clinic, por su parte, menciona que ese es el problema, pues se sabe que el 90 % de las enfermedades del corazón se pueden prevenir mediante una dieta más saludable, ejercicio regular y no fumar.

“Aproximadamente un tercio de los estadounidenses no saben que los siguientes factores pueden aumentar su riesgo de desarrollar una enfermedad cardíaca: Estrés (33%), presión arterial alta (35%), obesidad (39%) y/o fumar/vapear (41%)”, señala esta institución.

Para finalizar, solo el 22% de los estadounidenses encuestados supo que la dieta mediterránea es buena para el corazón.

Si existe un desconocimiento en las formas de cuidar el corazón y la pandemia ha exacerbado los malos hábitos, ¿qué tantas muertes más podemos seguir esperando en esta pandemia?